“El PIU avanzó sin que tenga algo que ver con el año electoral”

Con la puesta en marcha del Programa de Intervenciones Urbanas (PIU), una de las autoridades que más tiempo destina a la promoción y socialización del plan es la ministra de Planificación del Desarrollo, Mariana Prado, quien respondió las preguntas de Página Siete.

¿Cuál es el origen del financiamiento de los 140 millones de bolivianos del programa?

Los recursos provienen del Tesoro General del Estado. Dentro del programa está contemplado poner a disposición fondos concursables en las diferentes líneas (industrias culturales, cine/audiovisual, deportes, innovación social y tecnológica) y también el rehabilitar espacios públicos a favor de los colectivos culturales (urbanismo cultural).

¿Qué entidad y cómo se fiscalizará la entrega de esos fondos?

Los fondos son fiscalizados como todos los recursos públicos administrados por el Estado; por tanto, tanto los mecanismos de control interno del Ministerio de Planificación del Desarrollo como de la Contraloría General del Estado son aplicables.

El financiamiento tiene cobertura para este año, ¿qué pasará luego de esta experiencia?

El PIU surge de la necesidad de entender a la nueva Bolivia, acorde a las demandas de nuestra sociedad actual y fue implementado en su fase piloto durante la gestión 2019. Por los buenos resultados obtenidos, el Vicepresidente anunció su continuidad para el siguiente año.

¿Cuáles son los criterios de selección de los ganadores?

Las convocatorias del Programa de Intervenciones son específicas para cada línea de apoyo, y cada una tiene diferentes criterios de evaluación. Esto permite que un comité externo y especializado realice, mediante calificación individual, la selección de los mejores proyectos. Cada convocatoria publicada señala a detalle los criterios de evaluación, de acuerdo a sus propias características. Las convocatorias están disponibles en intervencionesurbanas.bo.

¿Cómo se hace la distribución de los recursos, es decir, hay prioridad para un sector, género o inciden otros factores?

El Programa de Intervenciones Urbanas ha realizado una programación de recursos para 2019 en función a una estructura de convocatorias y cálculo de costos para cada tipo de proyecto. No se hace ninguna diferenciación de sectores ni géneros.

¿Un proyecto académico personal puede ser financiado por el programa? Es decir, si una persona quiere hacer un curso de posgrado, ¿con la sola presentación de su “proyecto” puede acceder a un financiamiento?

Existen todavía muchos de nuestros sectores que necesitan profundizar sus conocimientos o pasar del empirismo a la profesionalización. Por tanto, en la línea de circulación para formación es posible cubrir el gasto del pasaje, siempre y cuando la especialización concluya este año. Se está evaluando el mecanismo para hacerlo plurianual y así financiar formaciones más largas.

El PIU también cuenta con la línea de formación, en la que es posible financiar proyectos para realizar cursos, talleres y otros, siempre y cuando se desarrollen en el país. La idea es que estas propuestas puedan generar especialización en algún sector cultural o innovador en específico, para ello se debe postular la trayectoria de docentes o profesores nacionales o internacionales, el plan curricular y a quiénes está dirigido el curso. En todo caso, los proyectos deben someterse a las formalidades de ley y procedimientos administrativos, sustentando los documentos acordes a la finalidad.

¿Qué diferencias tiene este fondo con otros y cómo se evitará la corrupción en la administración de recursos?

El fondo concursable del PIU tiene como objetivo fomentar la creatividad, el talento, la competitividad y la inclusión de muchos sectores. Estos principios son fundamentales para que un comité de jurados internacionales de mucha trayectoria sea quien elija qué proyectos serán beneficiados. El esquema permite que exista un proceso sencillo pero transparente, mediante una plataforma virtual que hace pública toda la información en cada una de las etapas de selección de los proyectos o actividades ganadores. Existe también un límite de financiamientos, de acuerdo a una programación anual y los procesos de desembolsos se realizan luego de la firma de compromisos de cumplimiento entre el PIU y los beneficiarios. Allí se incluyen cláusulas muy claras respecto a los usos de los recursos y también se establecen mecanismos para la recuperación de los montos desembolsados si hay incumplimiento.

¿Por qué no se implementó el proyecto antes, es coincidencia con el año electoral?

El PIU se viene gestionando desde años anteriores en razón a que un programa así no surge de la noche a la mañana. Luego de pasar todos los procedimientos necesarios y consolidar los recursos, se logró lanzar en 2019, sin que esto tenga algo que ver con el año electoral.

¿Cuánto dinero se tiene presupuestado y cuánto ya se erogó en la promoción y campaña publicitaria del PIU?

La promoción y campaña en medios tradicionales se realiza en convenio con el Ministerio de Comunicación, por lo que no se erogan gastos. El resto de la campaña se realiza en redes sociales de manera independiente.

¿A la fecha cuánto se desembolsó en premios?

A la fecha se tiene 45% de los recursos comprometidos en aproximadamente 400 proyectos ganadores de diferentes sectores y en al menos seis espacios públicos que serán rehabilitados a través de la línea de urbanismo cultural. La lista de los proyectos ganadores está disponible en la web y en las redes del PIU.

HOJA DE VIDA

Título Mariana Prado Noya es licenciada en Administración de Empresas, de la Universidad Católica Boliviana (UCB).
Posgrado Hizo una maestría en Gobernabilidad y Gestión Pública en el Instituto de Investigación Universitaria Ortega y Gasset, de la Universidad Complutense de Madrid, en España).

Pagina Siete.

Publicidad
Abrir chat