FmBolivia
Radio FmBolivia

Por falta de reactivos, datos de 5 regiones no muestran la realidad

11

Obtenga actualizaciones en tiempo real directamente en su dispositivo, suscríbase ahora.

Los reactivos de las pruebas PCR para Covid-19 escasean en Santa Cruz, Beni, La Paz, Pando y Cochabamba. Este hecho no permite reflejar con claridad cuál es el impacto verdadero de la pandemia en los cinco departamentos. Ante esta situación y para evitar decesos, varias regiones comenzaron los tratamientos en los primeros síntomas.

“Enviamos las pruebas al Cenetrop (Centro Nacional de Enfermedades Tropicales de Santa Cruz) o al Inlasa (Instituto Nacional de Laboratorios de Salud de La Paz) para que nos remitan los resultados, pero el promedio de demora es de ocho a 10 días. Sin embargo, desde hace un mes, tardaban 20 días”, dijo el director municipal de salud de Cobija (Pando) Edwin Fernández. Ante esta situación, el municipio optó por iniciar los tratamientos sólo con los primeros síntomas o diagnóstico clínico.

“Tenemos cadáveres en domicilios y clínicas que están como sospechosos y por seguridad los estamos inhumando en el cementerio Covid de Cobija. Lo lamentable es que hay un sesgo grande porque no coinciden los datos reportados con los reales”, aseguró Fernández.

Por ejemplo, la autoridad explicó que en el departamento pandino tienen al menos 3.000 casos reportados con síntomas, pero sólo llegan a menos de una tercera parte con pruebas confirmadas. “Lo propio sucede con fallecidos. Ellos dicen que tenemos 50 muertos, pero en realidad son más de 130. Nunca encajan”, explicó.

El presidente del Colegio Médico de Santa Cruz Wilfredo Anzoátegui dijo que la falta de reactivos para las pruebas de Covid-19 es un problema nacional.

“Ninguno de los departamentos de Bolivia encuentra la cantidad suficiente de reactivos y siempre van a faltar. Ahora no los tenemos, hay reactivos, pero no los necesarios”, explicó.

El gerente de Salud de la CNS (Caja Nacional de Salud) de La Paz Cristian Aguilar coincidió en este punto. “No hay pruebas y no sólo es problema de la Caja, sino de todo el sistema de salud. Pedimos 200 mil reactivos para el laboratorio PCR y nadie tiene. Nos traen de 1.500 a 3.000 que nos duran dos a tres días, y otra vez estamos lidiando para que compremos más. Además, todo el mundo está detrás de estos productos, no sólo Bolivia”, explicó.

Guido Chuquimia, responsable de la unidad Covid del Sedes La Paz, confirmó el excesivo requerimiento de reactivos. “La demanda se quintuplicó y por el momento se están trabajando las 24 horas, el único problema es la demora en los resultados. El laboratorio Inlasa pertenece al sistema público y como tal le llegan pruebas no sólo de La Paz, sino de Potosí, Oruro, Chuquisaca, y otros lugares como Rurrenabaque (Beni), además del área rural del departamento”, dijo.

Explicó que el Inlasa trabaja las 24 horas para atender la demanda. “Ayer (domingo) salieron 409 positivos, a eso hay que multiplicar por tres la cantidad de pruebas que llegan. Eso nos da a entender que alrededor de 1.000 pruebas se procesan al día”, afirmó.

Para superar este problema, el representante del Sedes paceño dijo que se sumarán más laboratorios para procesar las pruebas. “Tendremos el apoyo del Celadis, el laboratorio de la Facultad de Medicina de la UMSA. También se hacen gestiones para otros laboratorios, además se fortalecerá al Inlasa”, agregó.

Jorge Gómez, director del Sedes Beni, explicó que “sólo en Trinidad se atendió alrededor de 44.000 pacientes”. “Pero nunca tuvimos la capacidad de tomar 44.000 muestras. Entonces, el diagnóstico fue netamente clínico”, apuntó.

Ante el dolor de cabeza, dolor de garganta, tos, fiebre o malestar general, los médicos ya iniciaban el tratamiento. “Consistía en usar un antigripal e ibuprofeno que no hace daño, no hace mal. Entonces iniciábamos el tratamiento preventivo mientras teníamos la capacidad de tomar la muestra, y definir si es positivo o no el paciente”, explicó.

Gómez explicó que las personas que tenían una tos más marcada, un daño pulmonar, recibían como receta azitromicina; y en una segunda fase de la enfermedad, los pacientes eran derivados a una clínica donde eran tratados con oxigenoterapia. “Entregamos los medicamentos en la mayoría de los casos; también realizamos consultas telefónicas porque muchas personas tenían miedo de acudir a los centros de salud y les dábamos la receta vía celular”, aseguró.

En Cochabamba, el delegado del Ministerio de Salud de este departamento Alvin Siles explicó que faltan insumos para realizar pruebas PCR en el laboratorio de referencia, según Unitel. Indicó que a diario se procesan como máximo 140 muestras y que si hubiera más materiales, podrían realizar más pruebas.

Pagina Siete.

Obtenga actualizaciones en tiempo real directamente en su dispositivo, suscríbase ahora.

Comentarios
Cargando...

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Lee mas