fbpx

Gobierno insta a diputado Rodrigo Amorim a pedir disculpas

El Gobierno boliviano a través del ministro de Justicia, Héctor Arce, instó ayer al diputado brasileño, Rodrigo Amorim, a disculparse públicamente por su declaración racista contra el presidente Evo Morales y todos los bolivianos.

“Nuestros pueblos indígenas merecen todo respeto y valoración y un representante electo de un país tan grande y digno como es Brasil debería disculparse públicamente”, escribió Arce en su cuenta de Twitter.

El pedido de la autoridad gubernamental se da después que el diputado Amorim, del partido de ultraderecha del presidente brasileño Jair Bolsonario y legislador más votado de Río de Janeiro, señaló: “como carioca, me causa indignación ver aquello de la manera que está hoy. A quien le guste el indio, que vaya a Bolivia, que, además de ser comunista, sigue presidida por un indio”.

La declaración del legislador brasileño provocó en el país una ola de críticas de actores políticos tanto del oficialismo como de la oposición que calificaron de “indignante” e “ignorante”.

El ministro Arce cree que no debe haber diferencias políticas cuando se trata de defender a Bolivia frente a una afirmación racista.

“Cuando se trata de defender a la Nación boliviana no existen diferencias políticas”, sostuvo.

En la misma línea, el presidente Evo Morales expresó su indignación por las declaraciones del diputado brasileño Amorim, quien emitió expresiones racistas involucrando a Bolivia.

“Un diputado de la derecha dijo en Brasil, no va haber ningún indígena, si quieren ser indígenas váyanse donde Evo a Bolivia, imagínense semejante mensaje. Aquí, en Bolivia los indígenas gobernamos totalmente diferente, es algo histórico, inédito, un orgullo”, afirmó.

El diputado del nuevo gobierno de Jair Bolsonaro emitió las expresiones racistas al cuestionar la “Aldea Maracaná” donde están asentados indígenas. Según el legislador brasileño ese lugar es una “basura urbana” y requiere una “limpieza” para “restaurar el orden”.