Telefónicas: Ley de rebaja de internet no será sostenible

23

La Cámara de Telecomunicaciones de Bolivia (Catelbo) advirtió que el Proyecto de Ley Transitoria de Rebaja Excepcional de Servicios de Telecomunicaciones no es sostenible y alertó que puede generar una congestión en los servicios de internet.

“Este proyecto de ley es atentatorio contra los servicios de telecomunicaciones, especialmente para los de servicio móvil porque pretende otorgar una doble carga, sin que sea reconocida a los operadores. En pocas palabras, nos obliga a regalar la mitad del servicio. Es como ir al supermercado y pretender que me den el doble de lo que compro por el mismo precio”, dijo a Página Siete Giovani Gismondi, miembro de esa asociación.

El proyecto de Ley, que pasó la pasada semana al Senado para su revisión, establece que los operadores y proveedores del servicio móvil de voz y acceso a internet móvil, deben crear un el “plan solidario de recarga”, porel que se duplica el crédito al momento en que el usuario realice alguna recarga, hasta un máximo de 320 bolivianos al mes.

Además, la norma ordena aumentar en 10% los minutos libres y los megabytes mensuales del plan contratado.

“Esa es la parte que parece que no están comprendiendo y no se ha logrado un consenso con la comisión social y económica de la Cámara de Diputados. Regalar un servicio no puede ser manejable, porque si se regala el servicio, ofreciendo más minutos, más crédito en megas, eso demanda una mayor capacidad de las redes para poder cumplir”, dice Gismondi.

Según la la Catelbo, que agrupa a las operadoras Tigo, Viva y AXS, las redes están congestionadas porque toda al gente está usando internet en sus casas todo el tiempo. “Entonces, si empezamos a regalar el 50% de lo que las redes demandan y no se dimensiona esa capacidad técnicamente puede causar un colapso en la red”, dice Gismondi.

Tele-educación y tele-trabajo

La ley 621 también establece que los operadores o proveedores del servicio móvil deberán generar planes de acceso e internet destinados a tele-educación y tele-trabajo.

Según explica Gismondi, estos planes tienen que tener un precio básico que sea asequible y sostenible, para que se puedan mantener y funcionar en el tiempo.

“Se puede hacer planes de internet para la tele-educación siempre y cuando sean sostenibles, eso es importante para poder sacar un nuevo paquete. Si va a tener un fin para tele-trabajo o tele-educación tiene que ser sostenible. Yo no puedo salir a vender pan gratis porque el panadero quebrará, esto es lo mismo”, argumenta el representante de de Catelbo.

“No me malinterpreten, se pueden hacer planes educativos, pero tienen que ser sostenibles. Nada gratis; es un principio económico, nada que sea gratuito es sostenible”, recalca.

Gismondi, quien es además gerente de Regulacion de Telecel (Tigo), dice que otros países ya ha hecho esto, “no hay que inventar la pólvora”.

“Pero en ellos el Estado ha direccionado dinero para poder aplicar paquetes que sean sostenibles y generar, ese motor llamémosle, que haga que las cosas funcionen. Es como demandar, por ejemplo, 50 mil litros de gasolina al día a una planta que solo produce dos mil. Entonces, así apruebes leyes, esa planta no te va a producir los 50 mil litros. Es exactamente lo mismo”, remarca.

“Sí podemos ofrecer esos planes, pero van a ser insuficientes, las redes van a colapsar”, advirtió el ejecutivo.

“Pusieron lo que se les ocurrió”

Giovani Gismondi, gerente de Regulación de Tigo y miembro de Catelbo, acalaró que las telefónicas no están es desacuerdo con esta ley, pero “debemos ofrecer algo que esté en la medida de nuestra capacidad. Pero pusieron (en la Ley) lo que se les ocurrió, sin consultar”.

“La gente piensa que las telefónicas están haciendo su agosto, no es así, las empresas no están inflándose, porque para empezar no podemos cortar el servicio y nadie está pagando. Estamos sobreviviendo porque alguien tiene que operar todos estos equipos”, dice.

El ejecutivo advirtió que “la gente va a comenzar a comprar el doble y las redes no están diseñadas para atender este incremento de tráfico. Eso ocasionaría un intenet mucho más lento con el riesgo de que se caiga, problemas técnicos que los diputados no han escuchado”, asegura.

Una disposición del proyecto de esta Ley transitoria de telecomunicaciones establece que tendrá una vigencia de 120 días a partir de su aprobación y será reglamentada por la Autoridad de Regulación y Fiscalización de Telecomunicaciones y Transportes (ATT).

Pagina Siete

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More