Alteños protestan por discriminación en obras

5

Pobladores de El Alto descendieron en masiva marcha a la ciudad Sede de Gobierno, exigiendo aprobación de sus proyectos de mejoras en sus zonas, financiadas por el Fondo de Proyectos Sociales (FPS) y ser tomados en cuenta por el Ejecutivo nacional para trabajos en más de 500 urbanizaciones relegadas, como afirmó el representante de la Federación de Juntas Vecinales (Fejuve), Néstor Yujra.

Bajo la consigna ¡El Alto de pie, nunca de rodillas!, las juntas vecinales fueron gasificadas, cuando intentaban realizar la protesta próxima a la Plaza Murillo, aspecto que generó el malestar de los vecinos quienes advirtieron con asumir nuevas medidas de presión, como caracteriza a la población alteña.

Las principales calles del centro de la Sede de Gobierno fueron copadas por mujeres, jóvenes, dirigentes, todos ellos vecinos de los 14 distritos urbanos de la ciudad de El Alto dirigidos por la Fejuve contestataria.

“El pueblo y la población alteña deben ser testigos que estamos iniciando una lucha reivindicatoria por la discriminación que enfrentamos por parte de este Gobierno, Hemos presentado más de 500 proyectos o carpetas al FPS que responden a la convocatoria ‘Mi Barrio, Mi Hogar’, pero lamentablemente no ha sido tomado en cuenta, no han aprobado ni un proyecto, es por eso la molestia y el enojo de los vecinos, quienes de manera orgánica y de forma masiva exigen la aprobación de sus proyectos. Este movimiento no tienen política porque somos los alteños quienes le hemos llevado al MAS al Gobierno y hemos nacionalizado los hidrocarburos, pero ahora nos rechazan, nos discriminan, entonces que se atengan a las consecuencias”, manifestó Yujra.

En tanto uno de los representantes vecinales Juan Saucedo, lamentó que los vecinos de la ciudad alteña hayan apoyado al presidente y no los atienda. “Evo está por nosotros en la silla sentado y de nosotros se ha olvidado, no ha traído ni un solo ladrillo y ahora nos quiere pedir el favor para que entre otra vez, vamos a votar en contra, vamos a votar en blanco o no participar”, indicó.

La representación vecinal dio a conocer que de los 500 proyectos presentados, solo seis fueron aceptados, los cuales corresponde a los representantes de la dirigencia del partido de Gobierno.

“Si el pueblo alteño ha puesto a la silla presidencial tiene que atender tiene que responder con proyectos, con hospitales, proyectos productivos, centros de salud, mejoramientos de avenidas, mejoramiento de las calles, enlosetados, agua potable, gas, alcantarillado, vivimos como en nuestras comunidades como en nuestros pueblos, El Alto es una ciudad merece ser atendida”, protestaba un dirigente mediante un amplificador.

Los vecinos de El Alto advirtieron que si el Gobierno no aprueba los 500 proyectos presentados a esa instancia, en poco tiempo las juntas vecinales organizadas decidirán el bloqueo de rutas interprovinciales e interdepartamentales, hasta que una comisión de la FPS arribe a esta urbe y defina la aprobación y fecha de ejecución de la mejora de barrios.

“Todavía no estamos todos”, afirmó una señora y acotó que “cuando no nos escuchen todo El Alto vamos a bajar, marido y mujer”.

“Ya no aceptamos más engaños, ya no aceptamos más falacias de este Gobierno. Tal como lo hemos metido también lo vamos a sacar a él, a punta de chicote”, advirtieron.

“El día de mañana vamos a masificar la protesta, con huelgas de hambre, bloqueo de caminos, para cercar la ciudad de La Paz y hacernos escuchar con el Gobierno hasta que apruebe los 500 proyectos. Solo exigimos que atienda a los vecinos y no solo a dos de sus dirigentes como es Machaca, quien no es representante vecinal”, denunció Yujra.

Un dirigente anunció medidas más drásticas, en que las mujeres van a estar en bloqueos de caminos y los varones se movilizarán de forma similar a la “guerra del gas”.

La gasificación a los vecinos, próximos a la marcha en la Plaza Murillo, permitió que la protesta ocupe todo el centro de La Paz e inmediaciones de las oficinas de la FPS.

El Diario.