Vecinos viven atemorizados por constantes actos delincuenciales

     Más de 2.500 habitantes de la urbanización Señor de Mayo II, ubicada en el Distrito Municipal 7, viven con el miedo de ser víctimas de hechos delincuenciales.

Según el relato de vecinos, se registran constantemente actos de robo en vía pública, asaltos en domicilios a plena luz de día, además de atracos a mano armada.

El barrio nació el 29 de mayo de 2011, por lo que apenas cuenta con cinco años de vida, pero ya es objeto de delincuencia debido a la falta de resguardo policial que evite que los malhechores hagan de las suyas sin que nadie pueda evitar dichos asaltos.

SIN RESGUARDO

Uno de los principales motivos que ha hecho que la delincuencia se adueñe de esta zona es la falta de presencia de efectivos policiales.

A pesar de que los dirigentes de la urbanización, a la cabeza de su presidente Wilson Mamani, desde hace mucho tiempo atrás vienen exigiendo a las autoridades que puedan enviar por lo menos dos policías para patrullar sus calles, el pedido no es atendido por las autoridades del Comando Regional de la institución del orden.

“Lamentablemente no nos hacen caso, a pesar de que hemos solicitado en muchas oportunidades este tema. Tenemos un compromiso verbal de la autoridad actual del Comando policial que no se cumple, motivo por el cual aseguramos que estamos prácticamente abandonados, a pesar de que lo único que podemos hacer por el momento es resguardarnos entre nosotros, pero no es suficiente”, señaló el Presidente de la zona.

MÓDULO POLICIAL

Uno de los impedimentos que tiene este barrio para poder contar con resguardo policial es la falta de un módulo policial, proyecto que no puede ser realizado debido a que el barrio no cuenta con apoyo económico suficiente.

Según reporte de los representantes zonales, se maneja, como parte del Plan Operativo Anual (POA), alrededor de 30 mil bolivianos, dinero que llegó a la zona por primera vez la gestión pasada.

Asimismo, los ciudadanos reclaman porque este monto es insuficiente para cubrir las necesidades del barrio, entre ellas la edificación de este módulo policial.

ALUMBRADO PÚBLICO

Otro de los problemas por los que atraviesa la zona es la falta de alumbrado público, ya que todas las calles se encuentran en penumbras, lo que también es aprovechado por los delincuentes para asaltar a transeúntes ocasionales.

“No tenemos ni siquiera los postes para la instalación de los focos y, peor aún, no contamos con un monto económico que pueda posibilitar la compra de estos artefactos para que podamos alumbrar nuestra zona, es por eso que este tema es aprovechado por antisociales”, dijo el dirigente.

ALARMAS

Con la finalidad de poder bajar este índice alarmante de robos y asaltos, los vecinos acordaron comprar alarmas que puedan posibilitar su uso mediante celulares, a pesar de que su adquisición tiene un costo alto, pero harán todos los sacrificios posibles para contar con esta tecnología.

Para el efecto, se tiene prevista una reunión de vecinos el próximo 29 de enero, donde se dará conocer el precio final para la adquisición de estos equipos con la esperanza de que puedan mejorar su calidad de vida.

SONDEO DE OPINIÓN

NATALIA CALLE

“Lo primero que pedimos a las autoridades municipales es que, con urgencia, puedan implementar los servicios básicos que tanta falta nos hacen, porque así como estamos viviendo, a pesar de que nuestra zona tiene apenas seis años, es una verdadera preocupación. Además, exigimos que nuestras calles sean mejoradas, porque por el pésimo estado en el que se encuentran no existe ningún servicio de transporte público que quiera ingresar hasta nuestra zona y eso hace que caminemos muchas cuadras hasta llegar a la carretera principal”.

MIRIAM CALDERÓN

“Nuestra mayor preocupación son los servicios básicos, especialmente el alcantarillado sanitario, porque vivimos utilizando pozos ciegos y eso es un peligro para nuestra salud; además el recojo de la basura es pésimo y eso hace que algunos vecinos echen sus desechos a la calle, generando peligro de contaminación. Nos faltan cordones de acera para que podamos mejorar nuestras calles y la inseguridad ciudadana es un problema, especialmente por las noches, porque no hay alumbrado público.”.

BENIGNO AÑAGUAYA

“El alcantarillado es una de las urgencias que tenemos en nuestra zona porque a raíz de este problema todavía continuamos utilizando pozos sépticos, lo que en muchas de las ocasiones es un peligro para la salud de nuestros hijos, además debemos gastar en el vaciado del mismo, cada cierto tiempo, con Bs 180. Pedimos a las autoridades municipales que no incrementen nuestro POA, porque lo poco que nos dan no alcanza ni siquiera para construir los cordones de acera, por eso nuestras calles están abandonadas”.

GABRIEL FLORES

“Lo primero que pedimos a las autoridades municipales es que nos construyan un módulo policial, porque existe mucha delincuencia en la zona y en estos últimos meses hasta cinco asaltos hemos sufrido algunos vecinos a plena luz del día y a mano armada, además, en las noches no tenemos alumbrado público. El recojo de la basura en la zona es pésimo, a pesar de que pagamos por el servicio en la factura de luz no justifica este gasto que hacemos ya que la basura está abandonada en las calles con el peligro de contaminación”.

WILSON MAMANI

“Como dirigentes nosotros tenemos el desafío de lograr cuanto antes los servicios básicos para nuestra zona, porque no podemos continuar viviendo utilizando pozos sépticos ya que es un verdadero peligro para la salud de nuestros vecinos y especialmente de nuestros hijos. El transporte también es otro problema, porque debido a que nuestras calles están en mal estado ningún minibús del servicio público quiere ingresar hasta nuestra zona, además de ser alejada, y por eso debemos caminar muchas cuadras hasta la avenida principal”.

El Diario.


---------*---------
Scroll to Top