“Bolivia ya no debe ir en contra ruta en caso Venezuela”

El problema de Venezuela ya no es solo de ellos ahora se ha convertido en un problema del mundo y el gobierno del presidente Evo Morales tiene que cambiar y ya no ir en contra ruta en la del Grupo de Lima, pidió el diputado José Carlos Gutiérrez, de Unidad Demócrata (UD)

El Grupo de Lima se reunirá el 6 de agosto, en Lima, Perú.

“El gobierno de Bolivia hace mucho tiempo que está en contra ruta en todo, y quiere justificar una soberanía en el caso de Venezuela para querer hacer lo que le da la gana en Bolivia, se fija en Cuba, Nicaragua en esos regímenes que son los mismo”, dijo Gutiérrez.

Gutiérrez tiene la certeza de que el problema de Venezuela ya dejó de ser de ese país, ahora es del mundo entero porque hay una veintena de países que desconocen a Maduro, tanto europeo como latinoamericano, dijo, segundo que ese tema ya no pueden resolver los venezolanos y tercero que se necesita si o si de la cooperación internacional para salir de su crisis.

En ese mismo sentido el activista y economista Julio Alvarado, dijo que el Grupo de Lima, lo que está haciendo es reconocer una política internacional porque ha dejado de ser un tema de los venezolanos, sudamericano y se ha convertido en un tema geopolítico.

“Ahora Bolivia debería enmarcarse en el derecho internacional y la carta de las Naciones Unidas, porque está en primer lugar los derechos humanos y luego pasar recién al tema de la soberanía, y para que haya soberanía entendida como la voluntad popular, se debe convocar a unas elecciones libres e independientes con una supervisión internacional”, señaló.

En cambio el presidente de la Cámara de Diputados, Víctor Borda, dijo que el criterio del Gobierno es respetar la autodeterminación y soberanía de los pueblos, lo cual significa que ser los propios venezolanos sean quienes resuelvan su problema y sus conflictos, sin intervención militar sin intervención ideológica, puntualizó.

Se le consultó cuan propicio es la participación de las potencias como Rusia, China y otros países, manifestó que “es importantes el diálogo” y que los países vecinos de Venezuela deben ayudar a orientar y no imponer una intromisión de otros países, lo cual no se va permitir, es decir, “no vamos a permitir y nadie ajeno quiera administrar su casa”.

GRUPO DE LIMA

El Grupo de Lima anunció que invitó a un centenar de países – incluidos China, Rusia, Cuba, Bolivia, Turquía, Uruguay y otros 94 países para discutir el 6 de agosto, en Lima, respecto a la crisis política que se vive en Venezuela.

El canciller peruano Néstor Popolizio dijo en una conferencia de prensa que el propósito es reunir a los países que en alguna medida tienen vinculación con lo que está pasando en Venezuela, con la esperanza de incentivar el diálogo para unas nuevas elecciones en el país petrolero.

Añadió que ni los representantes del gobierno de Nicolás Maduro ni de la oposición han sido invitados a la cita ya que “no queremos polarizar el encuentro”.

En 2017, Perú fundó el Grupo de Lima, un bloque regional de países de América Latina y el Caribe, además de Canadá, que ha impulsado reformas democráticas en Venezuela durante años, a menudo emitiendo declaraciones conjuntas críticas a Maduro. (EFE – Agencias)

El Diario.