Clan criminal pretendía comprar armas y drogas en El Alto

El clan delictivo transnacional denominado “Jujuy” que fue atrapado por la Policía ayer, se trasladó desde Villazon, Potosí, hasta la ciudad de El Alto para comprar armas de corto y largo alcance, posteriormente, debían dirigirse hasta la localidad de Desaguadero, frontera entre Perú y Bolivia, donde tenían previsto adquirir droga; los delincuentes portaban más de $us 80.000 para cometer el ilícito, informó ayer el viceministro de Régimen Interior y Policía, José L. Quiroga.

“El Departamento de Análisis e Inteligencia (Daci), luego de un seguimiento exitoso desbarato una banda denominada clan ‘Jujuy’, porque el destino de la droga y las armas que tenían que ser adquiridos en Bolivia tenía como destino Argentina”, puntualizó Quiroga.

El clan familiar estaba integrado por Aurelio A. Ch., alias “Willy”, cabecilla de la organización; Norma P. V., Juan C. E., Nieves V. O., Hugo R. U., Hernán R. B. y H. R. U. todos aprehendidos por los delitos de legitimación de ganancias ilícitas y cohecho activo.

Este último, según Chávez, porque el clan habría intentado sobornar a los policías del Daci con más de $us 80.000 para que los dejen libres. Dinero destinado a la compra de dos metralletas y dos armas de corto alcance; además de sustancias controladas, presuntamente de Perú.

El director del Daci explicó el destino de las drogas adquiridas tenía como destino final la República Argentina y las armas serian empleadas en un atraco en la zona fronteriza de Villazon.

El director nacional de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc), William Cordero, explicó que el operativo se realizó en la zona Villa Bolívar ‘A’, calle Nº 6 de la urbe alteña. Según el reporte policial, cuatro personas abordo de una camioneta roja, con placa de control 4056-TZN, al percatarse de la presencia de la Policía se dieron a la fuga.

Tras una intensa persecución fueron interceptados y aprehendidos por efectivos del Daci. En la primera pesquisa se encontró 83.350 dólares, en una de las dos camionetas 4×4 último modelo secuestrada. Además de varios celulares y dinero extranjero, entre otros documentos que serán analizadas por la unidad anticrimen de la Policía.

El Diario.

Publicidad