Ingresan en cuarto intermedio trabajadores de YPFB Santa Cruz tras explosión de casos Covid

13

Los trabajadores de la Refinería Guillermo Elder Bell, de la estatal Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) en Santa Cruz, ingresaron en cuarto intermedio del estado de emergencia en el que se encuentran debido a los casos confirmados de coronavirus registrados en esta planta y que ya ocasionaron el deceso de un obrero.

“Estamos en cuarto intermedio. Nos hemos dado un plazo hasta el próximo miércoles para que justamente se atiendan nuestros pedidos. El miércoles nos volveremos a reunir y seguramente allí llegaremos a un mejor acuerdo para levantar el estado de emergencia”, informó ayer a Página Siete el secretario general del Sindicato de Trabajadores Petroleros del Oriente de YPFB Refinación, Ronald Medrano.

En los últimos días se reportaron varios contagios: 27 personas dieron positivo a las pruebas rápidas de Covid-19 (casos que aún requieren confirmación), tres dieron positivo a las pruebas PCR (Reacción en Cadena de la Polimerasa por sus siglas en inglés, y que son de mayor confiabilidad), además se registró un fallecido por esta enfermedad.

Todos los casos positivos (confirmados con pruebas rápidas y PCR) han sido enviados a sus domicilios en cuarentena y sólo podrán reincorporarse al trabajo después de cumplir el tiempo necesario en asilamiento y las pruebas necesarias para verificar que hayan superado el virus.

El registro de contagios se dio incluso cuando ya se habían aplicado distintas medidas de bioseguridad y distanciamiento social en la planta de YPFB. A raíz de eso, el pasado jueves los trabajadores se declararon en emergencia. La gerencia atendió sus pedidos al día siguiente y se llegó a un acuerdo previo, con lo que se declaró el cuarto intermedio, explicó Medrano.

Entre los acuerdos a los que se llegó están: la desinfección de la refinería y la suspensión por turnos de algunos trabajos de ser necesario, y la implementación de un sistema de trabajo basado en el confinamiento en hoteles, para los trabajadores no lleguen a sus domicilios.

“Vamos a entrar en un sistema de confinamiento donde los trabajadores no van a llegar a su domicilio para evitar el contagio con la familia. Van a ir de la refinería al hotel, del hotel a la refinería. Esto será por un determinado tiempo. Y así sucesivamente vamos a ir intercalando previa prueba rápida de todos los trabajadores y garantizando que todos ingresen sin ninguna contaminación”, indicó Medrano.

El dirigente aseguró que el trabajo en la refinería, en la cual se produce gasolina y diésel, no será suspendido y que el abastecimiento del mercado interno está garantizado.

Pagita Siete

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More