MAS busca evitar balotaje con cambio de fecha de elecciones

El Gobierno quiere modificar la fecha de las elecciones, prevista para el último domingo de octubre, con el objetivo de asegurar el triunfo del binomio Evo-Álvaro en primera vuelta con ayuda del voto en el exterior, afirman expertos y legisladores de oposición.

La iniciativa del oficialismo, de cambiar la fecha de los comicios, según la Cancillería, surge a raíz de que el 27 de octubre, último domingo de octubre, también se celebrarán elecciones generales en Uruguay y Argentina. En Argentina se concentra la mayor cantidad de electores nacionales habilitados en el exterior.

Según el cómputo final de las elecciones de 2014, en Argentina habilitaron a 121.267 residentes bolivianos, de ellos 73.050 fueron a las urnas y de ellos 64.251 votaron por Evo Morales.

El constitucionalista Carlos Börth afirmó que “al MAS no le importa” el derecho de los bolivianos de que vayan a votar, lo que le interesa “es captar votos a su favor” tomando en cuenta que en las elecciones de 2014 obtuvo un fuerte apoyo.

Prueba de ello -dijo- es que el Gobierno asignó siete millones de bolivianos para empadronar de forma permanente a nacionales que residen en Argentina, Brasil, Chile y España.

Con ese antecedente, la oposición afirma que el MAS se concentra en el voto del exterior, pues los habilitados superan a los de Beni y Pando.

“Al Gobierno le interesa consolidar la votación en el exterior, así lograr una victoria que le permita evadir la segunda vuelta con el segundo más votado”, manifestó el diputado de oposición Wilson Santamaría.

El presidente de la Cámara de Diputados, Víctor Borda, confirmó que en Argentina “hay un número considerable” de residentes bolivianos a quienes “se debe garantizar” su participación en los comicios, y las elecciones argentinas “podría inviabilizar” ese objetivo.

Su colega Edgar Montaño (MAS) afirmó que las elecciones en Argentina “afectarán” cuando “el objetivo es obtener el 70% de los votos” en las elecciones presidenciales.

“Estamos trabajando para aquello, es un trabajo arduo, es voluntad del pueblo pero la tenemos que ganar y conquistar con el voto”, dijo.

En criterio de la diputada Claudia Mallón, la actitud del MAS, al pretender modificar la fecha de las elecciones, “es prueba de la desperación” ante el rechazo de la ciudadanía que exige al presidente Evo Morales respete al 21 F.

El senador y candidato de Bolivia Dice No Edwin Rodríguez afirmó que el Gobierno “quiere aprovechar el voto en el exterior para hacer un fraude”.

El canciller Diego Pary afirmó que adelantar las elecciones dependerá del Tribunal Supremo Electoral, encargada de elaborar la convocatoria y el calendario electoral. “Dejamos al TSE que precise la fecha”, indicó.

Punto de vista
cARLOS bÖRTH Constitucionalista

Al MAS le importa captar votos

De los más de 272 mil residentes bolivianos en el exterior habilitados, más de 100 mil están en Argentina y el MAS seguramente espera captar un gran número de votos en el país vecino, lo que se vería perjudicado por la coincidencia de las elecciones en la Argentina. Esa es la razón por la que está pidiendo que las elecciones no se realicen el 27 de octubre.

Pero al MAS no le importa el más mínimo el derecho de los bolivianos a que vayan a votar, lo que le importa es captar votos a su favor. En las elecciones de 2014 en la Argentina obtuvieron un gran número de votos a su favor, lo que no se repitió en el referendo del 21 de febrero de 2016, por ello ahora están adoptando medidas para recuperar votos, recordemos que aprobaron un presupuesto especial para hacer el empadronamiento y campaña precisamente en Argentina.

Pagina Siete

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Lee más