FmBolivia
Radio FmBolivia

Con cuatro puntadas cerraron herida de expresidenta que intentó quitarse la vida

75

Obtenga actualizaciones en tiempo real directamente en su dispositivo, suscríbase ahora.

Los médicos de emergencia cerraron con cuatro puntos una herida en el brazo derecho provocada por la expresidenta Jeanine Añez que en la madrugada del sábado 21 de agosto intentó quitarse la vida por un cuadro depresivo agravado por sucesivos rechazos a su pedido de libertad y la amenaza de proceso contra su hija.

Mientras el ministro de Gobierno, Eduardo del Castillo, aseguró que solo se trata de “pequeños rasguños”, una fuente que pidió reserva manifestó a EL DIARIO que la situación de la exmandataria es crítica por el cuadro depresivo que la indujo a provocarse una herida en el brazo derecho.

En la última audiencia de acción de libertad que se cumplió de manera virtual, el pasado jueves, Añez imploró por una detención domiciliaria y denunció que su estado de salud, tensión y depresión estaba al límite.

La exmandataria fue llevada contra su voluntad, en al menos tres oportunidades, a centros asistenciales sin anuncio previo durante la semana que concluye, y en operaciones desplegadas por policías antimotines, creando un ambiente de tensión y presión psicológica, según denuncias de sus familiares y abogados.

Tras conocer la situación de salud de Añez, la presidenta de la Asamblea Permanente de Derechos Humanos de Bolivia, Amparo Carvajal, y ciudadanos instalaron una vigilia en las puertas del centro reclusorio femenino de la zona de Miraflores, en La Paz.

“Hice solamente lo que tenía que hacer. No me excedí en absolutamente en nada, no soy ninguna delincuente, no maté a nadie, ni mandaría a matar nadie porque yo soy una mujer de fe, soy una mujer cristiana y siempre quiero lo mejor para mis compatriotas”, dijo en la última audiencia la expresidenta.

DETENCIÓN

El 14 de marzo de 2021, la jueza Regina Santa Cruz ordenó la detención preventiva, por cuatro meses, en el Centro de Orientación Femenino de Obrajes de la expresidenta, imputada por los delitos de sedición, conspiración y terrorismo, dentro del caso de supuesto golpe de Estado.

El 20 de marzo de 2021, la justicia amplió la detención preventiva de Añez de cuatro a seis meses. En esa audiencia virtual que duró más de nueves horas, los abogados que patrocinan a la exautoridad pidieron que su cliente sea trasladada a una clínica, debido a problemas que la aquejan desde hace años.

Inicialmente, un juez aceptó el traslado inmediato, luego la Justicia revirtió su propio fallo y respaldó la postura de la Procuraduría, que sostenía que los médicos especialistas la podían tratar dentro del penal sin que fuera necesario remitirla a un hospital.

Después de esa decisión, cambiaron de cárcel a Añez de manera inesperada en la madrugada y la trasladaron del penal de Obrajes a la prisión de Miraflores, ambos ubicados en La Paz.

Mientras la exmandataria gritó ante las cámaras que la habían llevado allí engañada diciéndole que la iban a llevar al hospital, las autoridades argumentaron el traslado afirmando que en Miraflores contará con los equipos que se necesitan para hacerle un seguimiento a su estado de salud.

“Como ser humano he agotado mis límites del esfuerzo; que el sufrimiento ni es solo físico y psicológico, que va más allá de todo lo experimentado en mi vida, pues veo ya con cansancio y desesperación las lágrimas impotentes de mis hijos”, escribió Añez a través de sus redes sociales que son administradas por sus allegados.

La Fiscalía dividió en dos el caso del supuesto “golpe de Estado” y el 3 de agosto el juez segundo anticorrupción, Andrés Zabaleta, dictó otros seis meses de detención preventiva contra la expresidenta, en un segundo proceso, hasta el 3 de febrero de 2022.

MEDICACIÓN CONTRAINDICADA

El abogado que patrocina a la expresidenta, Luis Guillén, calificó el intento de suicidio como “un grito de auxilio” de su cliente, ante la situación que atraviesa por la constante presión y la manipulación judicial que desde el ámbito político suma procesos para mantenerla encarcelada.

El jurista reveló que durante la Junta Médica realizada el viernes, con la participación de galenos y psicólogos que evaluaron el cuadro clínico de Añez dentro del penal de Miraflores, se reclamó por la mala administración de medicamentos para tratar el estado de depresión y ansiedad que hace varias semanas presentó la expresidenta.

“Régimen Penitenciario había estado aplicando mal los medicamentos a la exmandataria e incluso medicamentos contraproducentes a su salud que generarían en ella efectos adversos como una alta depresión y hasta síndrome de paranoia”, dijo el jurista.

Después de esa Junta Médica, Régimen Penitenciario descartó el viernes algún “riesgo de vida” y, por tanto, rechazó la posibilidad de trasladar a la expresidenta a un hospital.

“Se llega a la conclusión, avalada por todos los especialistas que participaron en dicha junta, que la señora no presenta ningún tipo de descompensación en su patología crónica que ponga en riesgo su vida”, señaló la encargada de Salud de Régimen Penitenciario, María García. El director de Régimen Penitenciario, Juan Carlos Limpias, agregó que Añez seguirá aislada en el área de enfermería del penal “hasta que la familia asuma algún tipo de determinación”.

GOBIERNO MINIMIZA

El ministro de Gobierno, Eduardo del Castillo, minimizó el caso al calificar como “estable” la salud de la expresidenta.

“Lamento informar al pueblo boliviano que (Añez) había pretendido generarse una autolesión en horas de la madrugada del día de hoy. Tiene unos pequeños rasguños en uno de sus brazos, pero no hay nada de qué preocuparse”, declaró.

El ministro negó referirse a los pedidos políticos para que la exmandataria asuma su defensa en libertad, porque esa es atribución exclusiva del Órgano Judicial; empero, insistió en que ella es acusada de “asesinar bolivianos”, cuando en realidad, se encuentra en detención preventiva desde marzo por el caso de supuesto “terrorismo, sedición y conspiración”, más conocido como “golpe” al presidente Evo Morales.

CUADRO DEPRESIVO

Tras una valoración en el Hospital del Tórax, donde fue remitida en medio de una fuerte custodia policial el 11 de agosto, la Dirección de Régimen Penitenciario confirmó el diagnóstico de hipertensión arterial sistémica y síndrome ansioso depresivo de la expresidenta.

Día antes, luego de conocerse una fotografía donde se la ve totalmente demacrada, el Instituto de Investigación Forense (IDIF) emitió la solicitud de traslado a un centro médico para tratar su cuadro cardiaco, además de pedir exámenes de laboratorio complementarios.

Finalmente, la mañana del 18 de agosto, Régimen Penitenciario determinó el traslado de Añez al Hospital del Norte en la ciudad de El Alto, sin notificar a su familia ni abogados. El hecho provocó mayores dudas por la labor de esa instancia, dependiente del Viceministerio de Régimen Interior, porque el ascenso de 3.600 a 4.200 metros sobre el nivel del mar es contraproducente en pacientes hipertensos.

ORGANISMOS INTERNACIONALES

La Embajada de Estados Unidos (EEUU) y la Unión Europea (UE) expresaron su preocupación por el estado físico y psicológico de la expresidenta.

“La UE en Bolivia escucha con preocupación las noticias sobre la expresidenta Jeanine Añez.

Esperamos que los autoridades responsables hagan todo para garantizar su derecho a la saludintegral, tanto física como mental”, dice un mensaje en su red social Twitter.

“Nos preocupan los informes sobre el bienestar psicológico de Jeanine Añez. Alentamos al Gobierno de Bolivia a garantizar que reciba la atención adecuada”, se lee en el Twitter de la legación diplomática estadounidense.

EXPRESIDENTES

El expresidente Carlos Mesa (2003-2005) sugirió que la APDHB y la Oficina que representa a la alta comisionada de los Derechos Humanos de Naciones Unidas, Michelle Bachelet, verifiquen la situación de salud de Añez de manera independiente.

“Pido el cese de su encarcelamiento político. Que se defienda en libertad”, expresó en sus redes sociales.

El expresidente Jorge Quiroga (2001-2002) exclamó: “Presidente Arce: ¡humanidad, por Dios!” y pidió que Añez se defienda en libertad y con respeto a su vida e integridad.

En un mensaje firmado por Mesa, Quiroga y el exmandatario Jaime Paz (1989-1993), advirtieron que “mantener a la expresidenta detenida puede traer consecuencias lamentables para ella, su familia y el país”.

“Teniendo en cuenta esta grave situación, hacemos este pedido humanitario, afirmando, a la vez, que la exmandataria está detenida hace cinco meses, por una acusación basada en un caso inventado de un ‘golpe de estado’ que nunca existió”, expresa el mensaje dirigido a la comunidad internacional.

OPINIONES

Centa Rek

“La prisión injusta, los tratos humillantes, la violencia extrema, la tortura psicológica, la negación del derecho de tener un tratamiento de salud adecuado han terminado por resquebrajar la salud física y mental de la expresidenta Jeanine Añez. Lo que ha pasado es una prueba de toda la violencia ejercida por parte del Estado, del Ministerio Publico y las autoridades carcelarias”.

Carlos Mesa

“Las explicaciones del Gobierno sobre el estado de la expresidenta Jeanine Añez no son serias ni creíbles. La Asamblea Permanente de DDHH (Derechos Humanos) y OACNUDH (Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos), como entidades independientes, deben verificar su situación. Pido el cese de su encarcelamiento político. Que se defienda en libertad”.

Jorge Quiroga

“Expresidentes de Bolivia exigimos que Jeanine Añez se defienda en libertad, que se respete su vida y su integridad. El informe de la GIEI (Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes) en sus páginas 277 a la 284 cuestiona el abuso de la detención preventiva. Hoy vemos las consecuencias. Presidente (Luis) Arce: ¡Humanidad por Dios!!!!”

Marco Antonio Pumari

“Mi solidaridad con la expresidenta Jeanine Anez y toda su familia, ya no podemos ver del balcón lo que sucede en nuestro país, la cobardía del masismo (Movimiento al Socialismo) no tiene límites. Queda claro que el único y real culpable de la crisis social y política que vivió Bolivia todo este tiempo es Evo Morales y su locura de volver a su vida de privilegios”.

Luis Fernando Camacho

“El gobierno de Luis Arce y su política revanchista está superando todos los límites. Una y otra vez han manoseado la salud de Jeanine Añez, en un comportamiento inhumano que es crueldad. ¡Exigimos que cesen las persecuciones y respeten los derechos humanos de los presos políticos!. El informe del GIEI es claro: los muertos y las violaciones a los DDHH empezaron en el gobierno de Evo Morales”.

Iván arias

“¿Hasta dónde van a llegar las consecuencias del odio y el revanchismo político? ¡Justicia para Jeanine Añez! Doloroso, tremendamente doloroso, no sé hasta dónde puede llegar las consecuencias del odio y revanchismo político; yo pido justicia para Jeanine Añez y solidaridad para su familia. Solidaridad, no podemos hacer escarnio de la muerte, no podemos hacer una bandera de la muerte”.

Samuel Doria Medina

“El oficialismo ha acorralado a Jeanine Añez sistemáticamente, quitándole todos sus derechos, incomunicándola, impidiendo que atienda su salud física y mental, cerrándole todas las salidas legales. La situación a la que se somete a la expresidenta es incompatible con la democracia y un Estado de derechos humanos. Es un matonaje inaceptable en pleno siglo”.

Jorge Valda

“El día de hoy, la expresidenta constitucional Jeanine Añez Ribera ha intentado quitarse la vida, ha intentado un autoatentado en el que gracias a Dios ha fracasado. Lejos de escuchar voces que digan que es un delito, que está escapando de su responsabilidad o es lo que se merece, voces de odio y de venganza que ya no vienen al caso, es un pedido de auxilio, es un pedido de ayuda”.

El Diario.

Obtenga actualizaciones en tiempo real directamente en su dispositivo, suscríbase ahora.

Comentarios
Cargando...

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Lee mas