Sala de internet era fachada para red de proxenetismo

Un trabajo investigativo de las divisiones de Cibercrimen y Trata y Tráfico de Personas descubrió que un café internet, en la ciudad de El Alto, también funcionaba como salón de billar y karaoke, además que en estas instalaciones también se ofrecían servicios sexuales mediante citas concertadas en las redes sociales.

La forma en que operaban consistía en contactar clientes mediante plataformas de servicios de mensajería. Esta también era la forma en que captaban mujeres ofreciendo pagar sumas de dinero entre Bs 200 y Bs 300 por hora.

Las investigaciones comenzaron luego de que una mujer de 26 años de edad, presentara una denuncia en contra de los dueños de esta actividad, ubicada en el centro comercial “B y M” de la avenida Antofagasta, Villa Dolores, Sergio C. M. y Cinthia S. A.

La persona denunciante refirió que por el dinero que generaba, ella solo recibía Bs 100. Indicó que cuando intentó retirarse de esta actividad fue amenazada con publicar y difundir fotografías de ella y con atentar contra la seguridad de su familia.

Antes de la intervención policial efectuada por la Dirección de Análisis Criminal e Inteligencia DACI, estas personas ya venían siendo monitoreadas por la División de Cibercrimen y de Trata y Tráfico de Personas por anuncios en páginas web y redes sociales en los que subastaban servicios sexuales entre los internautas y pactaban citas con sus clientes en lugares públicos como la plaza Juana Azurduy de la zona en cercanías de la Ceja.

El operativo tuvo lugar recientemente en horas de la noche, en la dirección ya mencionada, donde se logró la aprehensión de siete personas, entre captadores, administradores y dueños de la actividad. Los proxenetas Jhonny M. C., Sergio C. M. y Cinthia S. A. Las administradoras de los sitios web de citas y subastas denominado “Dulce Tentación” y “Shokka” Daniela G. C. y Nayeli J. G. además de los administradores del local Favia M. M. e Ignacio C. Ch. Además de cinco trabajadoras sexuales, quienes no contaban con registro sanitario, entre ellas una menor de 17 años de edad.

El líder de la DACI, Cnel. Lukas, declaró que este trabajo aún se encuentra en investigación y que llama la atención una lista hallada en el lugar, en la cual se encuentran nombres de clientes “VIP” que presuntamente son asiduos usuarios del servicio.

“Estos clientes seleccionaban a las mujeres y las captadoras buscaban en los colegios y otros lugares a mujeres con las características físicas y morfológicas que estos solicitaban por la suma de Bs 500”, declaró el jefe policial. (visorbolivia.com)

El Diario.

Publicidad