Nadie controla los ascensores, es tarea de los copropietarios

El Gobierno Municipal sólo hace el control de los ascensores en la aprobación de planos y en la etapa de construcción de los edificios. Desde el momento en que el inmueble entra en funcionamiento, el mantenimiento del elevador es responsabilidad del propietario o copropietario. El cuidado de este equipo es muy importante en especial para evitar accidentes, como el reciente caso del edificio de Cofadena

“Cuando una obra se va a ejecutar, el propietario o vendedor debe presentar los planos de construcción, pero el mantenimiento del edificio es un tema que corresponde a los propietarios e inquilinos del mismo”, dijo ayer el concejal Pedro Susz.

El jueves, una mujer perdió la vida al caer del piso 13 hasta el ocho del edificio Cofadena de la Av. 6 de Agosto, en el centro de La Paz. Los informes policiales indicaron que fue “una caída libre” de 15 metros hasta llegar encima de la caja del ascensor. En el mismo edificio, un hombre resultó herido porque cayó desde el segundo piso hasta el sótano.

María Paula Aguilar, copropietaria, dijo que “las puertas se abren y cierran solas. “No hay control. Es un ascensor sin ningún tipo de precaución”, comentó.

Susz indicó que la Alcaldía no puede intervenir en ese tipo de inmuebles. “Es una propiedad privada y es una relación privada entre los usuarios del edificio y el administrador o propietario del predio”, declaró.

Un arquitecto y funcionario del ejecutivo edil contó que el edificio de Cofadena se construyó en la década de los 80. “Se supone que el ascensor debe estar en su cuarta vida, es decir, cambio de cables y de sistemas. Y eso debería estar registrado en un libro de la empresa de mantenimiento y en los archivos del edificio. Si se realizó el cambio de un ascensor, este trabajo debe estar registrado”, explicó.

Agregó que el accidente ocurrió porque el elevador “obviamente” no tiene un mantenimiento adecuado y no se realizó un seguimiento del estado de los ascensores. “El edificio no tiene mecanismos de prevención”, dijo.

El subdirector de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc) de La Paz, Cristian Saavedra, dijo que el caso está en etapa de investigación. “Necesitamos hablar con las personas que estaban en el lugar, no tenemos entrevistas y están con sus abogados. Estamos a la espera de que rindan su declaración informativa ante el Ministerio Público”, sostuvo.

Respecto al estado de los elevadores, el policía agregó que se espera el informe de las pericias técnicas antes de emitir declaraciones al respecto. “Son ascensores bastante viejos. La estructura es antigua, entonces esperaremos el informe pericial”, sostuvo.

Los procesos de aprobación

La construcción de un edificio tiene tres etapas. La primera es cuando se hace el diseño y la Alcaldía es un actor fundamental porque, en coordinación con el consultor y el propietario, definen la ubicación y capacidad de los ascensores.

La segunda es cuando se construye el edificio y la Alcaldía hace la aprobación final de los planos de propiedad horizontal. En este caso solicita una guía de mantenimiento del edificio que incluyen los ascensores.

La tercera etapa es la vida útil del edificio y no es regulada por ninguna instancia. El funcionario añadió que no es competencia de la Alcaldía controlar si los copropietarios hacen o no el mantenimiento. “No se puede regular la vida útil de un edificio, pero el Estado debería disponer la obligatoriedad de registrar cualquier cambio de tuberías en un libro notariado”, declaró.

Susz informó que está en curso un proyecto de ley edil para controlar la calidad de las construcciones. “Recibimos una primera versión de este proyecto de ley que ampliaría las atribuciones del Gobierno Municipal respecto a la calidad de las obras en propiedades privadas. Al momento tenemos limitaciones absolutas para establecer algún tipo de control en un tema que es una relación entre privados. (Con la ley se verá) el mantenimiento adecuado de los edificios incluyendo los ascensores”, puntualizó.

Pagina Siete.

Publicidad