FmBolivia
Radio FmBolivia

En nueve casos, gobierno del MAS actuó a contracorriente del mundo

6

Obtenga actualizaciones en tiempo real directamente en su dispositivo, suscríbase ahora.

En nueve casos internacionales, relacionados a vulneración a los derechos humanos que afectaron vidas o vinculados con el derecho a la protesta, la administración de Evo Morales y el actual gobierno de Luis Arce actuaron en contracorriente de la mayoría de los países del mundo.

Las actuaciones identificadas en ese sentido van desde que la representación nacional, en 2017, no apoyó una resolución en el Consejo de Seguridad de la Organización de Naciones Unidas (ONU), que buscaba imponer sanciones a Siria por el uso de armas químicas, hasta la falta de respaldo de Bolivia a la declaración que condena la “invasión ilegal” de Rusia a Ucrania, pronunciamiento que fue impulsado por más de 20 países en el reciente Consejo Permanente de la Organización de Estados Americanos (OEA).

Página Siete se contactó con el vicecanciller Freddy Mamani con el fin de abordar este tema. No obstante, mediante un mensaje de WhatsApp, la autoridad respondió con el comunicado de Cancillería sobre la invasión de Rusia, pero no se refirió a los otros casos.

Primero

Un grupo de investigadores de la ONU concluyó que, en Siria, gobernada por el régimen de Bashar Al Assad, se utilizaron armas químicas en zonas controladas por la oposición. Se constataron arremetidas de ese tipo el 21 de abril de 2014 y dos el 16 de marzo de 2015.

El Consejo de Seguridad de la ONU sesionó el 28 de febrero de 2017 para votar un proyecto de resolución, propuesto por Estados Unidos, Reino Unido y Francia, que disponía la imposición de sanciones a Siria. No obstante, Bolivia, representada entonces por el embajador Sacha Llorenti, junto con Rusia y China, no apoyó la iniciativa.

Segundo

En marzo de 2017, comenzó una ola de protestas en Venezuela. Las Fuerzas Armadas, la Policía Bolivariana y los colectivos (grupos armados chavistas) salieron a reprimir. En un mes se llegó a registrar hasta 36 muertos y 717 heridos. Países como Estados Unidos, Argentina, Brasil y Chile, entre otros, condenaron estos hechos.

Las manifestaciones se extendieron hasta agosto. Nicolás Maduro convocó a la “Cumbre Mundial de Solidaridad” en Caracas, la cual se realizó en septiembre de ese año. Al encuentro, asistió el entonces presidente Morales, quien dijo a Maduro “no los vamos a abandonar”.

Tercero

El 5 de junio del 2018, la Asamblea General de la OEA aprobó una resolución sobre la situación de Venezuela, en la que declaró que el proceso electoral del 20 de mayo de ese año “carece de legitimidad”, e instó a los países miembro a estar atentos, “con objeto de apoyar medidas y acciones diplomáticas adicionales que faciliten la restauración de la institucionalidad democrática”. Bolivia se opuso a la resolución.

Cuarto

El 18 de julio de 2018, el Consejo Permanente de la OEA aprobó una resolución en la que condenó los actos de violencia y represión en Nicaragua. Hasta esa fecha se contabilizaban aproximadamente 309 personas fallecidas, según datos de organismos de derechos humanos. En la resolución también se instó a Daniel Ortega a que acepte adelantar las elecciones. El documento fue aprobado por 21 de los 34 estados miembro. Bolivia, que entonces estaba representada por Diego Pary, abandonó la sesión en el momento del voto.

Quinto

En 2019, cuando José Alberto Gonzales fungió como embajador de Bolivia en la OEA, el 10 de enero votó en contra de la resolución del Consejo Permanente que determina no reconocer el periodo presidencial 2019-2025 de Maduro, e insta a Venezuela a realizar nuevas elecciones libres y transparentes. El 28 de junio, en la Asamblea General de la OEA se reservó el derecho de reconocer la determinación sobre los migrantes venezolanos y no reconoció la representación de Juan Guaidó.

El 28 de agosto de ese año, 21 estados votaron a favor de la resolución que condena “las violaciones graves y sistemáticas de los derechos humanos en Venezuela”. Bolivia se abstuvo.

Sexto

Del 11 al 17 de julio de 2021, una parte de la población cubana salió a protestar en contra de la administración de Miguel Díaz-Canel, debido a la crisis originada por la pandemia. La movilización se saldó con denuncias de detenciones arbitrarias y selectivas, además de desapariciones forzadas.

Ante este hecho, varios países condenaron la represión del régimen de Díaz-Canel. Sin embargo, el gobierno de Luis Arce se solidarizó con La Habana, mediante comunicado de la Cancillería.

“Ministerio de Relaciones Exteriores del Estado Plurinacional de Bolivia manifiesta su solidaridad con la hermana República de Cuba, en relación a los hechos acontecidos este fin de semana en su territorio. Situación que afecta la estabilidad política y social de este país, perturbando la convivencia pacífica de ese pueblo valeroso”, detalla el pronunciamiento.

Séptimo

El 1 de febrero 2021, un grupo de militares en Myanmar tomó el gobierno y declaró el estado de emergencia, tras denuncias de fraude en las elecciones generales del 8 de noviembre de 2020. El 12 de febrero de 2021, la representación nacional en la ONU, liderada por Diego Pary, pidió que se excluya a Bolivia de la resolución del Consejo de Derechos Humanos que condenó el golpe de Estado en Myanmar.

Octavo

El 23 de marzo de 2021, el Consejo de Derechos Humanos de la ONU aprobó una resolución que exhorta al Gobierno nicaragüense a que deje de recurrir a las “detenciones y reclusiones arbitrarias”, y se le insta a que autorice las manifestaciones pacíficas y públicas.

Pary votó en contra. El 15 de junio de ese mismo año, el Consejo Permanente de la OEA condenó los arrestos de precandidatos para las elecciones de ese país y pidió su “inmediata liberación”. El embajador Héctor Arce sufragó en contra de esa determinación.

Noveno

El 23 de febrero, Rusia invadió Ucrania. La Unión Europea, Estados Unidos, Japón, Australia, Canadá y varios países de América condenaron la ofensiva, a excepción de Cuba, Venezuela y Nicaragua que respaldaron a Vladimir Putin.

El Gobierno boliviano mediante un comunicado, emitido por el Ministerio de Relaciones Exteriores, se limitó a llamar a la paz y no condenó la arremetida, esto pese a que Bolivia es un país pacifista por Constitución.

El 25 de febrero, más de 20 países, en el seno del Consejo Permanente de la OEA, aprobaron una declaración en la que “condenan enérgicamente la invasión ilegal”. Bolivia no apoyó el pronunciamiento, al igual que Argentina y Brasil.

Se debió condenar invasión

Ramiro Vanegas, diputado del Movimiento Al Socialismo, manifestó que la Cancillería debía condenar la invasión de Rusia a Ucrania, más aún cuando Bolivia es un país pacifista. Adelantó que pedirá un informe al ministro de Relaciones Exteriores, Rogelio Mayta, para saber por qué no se repudiaron las acciones bélicas.

“No sabemos cuál es la posición del Canciller; cuando le llamamos a la Asamblea Legislativa no viene, evade la responsabilidad de venir. Entonces vamos a pedir un informe para saber cuál es la posición de Bolivia, frente a este conflicto bélico y por qué no se lo condenó”, aseveró el legislador.

Álvaro del Pozo, experto en temas internacionales, manifestó que el hecho de que el Gobierno no repudie hechos que son condenados en el mundo, es una clara muestra de la desinstitucionalización de la Cancillería, y consecuencia de una diplomacia ideologizada.

“Si nosotros ideologizamos la diplomacia, tenemos este tipo de comunicados que van en consonancia a la comunidad política con la que esté de acuerdo el Gobierno, llámese Nicaragua, Venezuela, Cuba, Rusia, China, ése es el error. La política exterior no habla de comunidad ideológica”, expresó el especialista.

Luis Gonzales Posada, excanciller de Perú, expresó que Rusia tiene países colonias en Latinoamérica, que son Cuba, Nicaragua y Venezuela, los cuales apoyaron su acción militar. Añadió que en el caso de Bolivia su postura débil lo puede llevar a ser un Estado forajido como los anteriores mencionados.

“Bolivia emitió una declaración que no dice nada, me imagino que no lo hizo porque el Gobierno de Bolivia es parte de los aliados de Rusia. Lastimosamente el gobierno masista siempre ha estado alienado al grupo chavista, pero el ataque a Ucrania es un hecho de dimensión mundial que merecía que marque distancia”, señaló.

Hermann Tertsch, europarlamentario de Vox, manifestó que el Gobierno boliviano sigue a los países gobernados por totalitarios y dictadores como Rusia, Venezuela y Cuba. Agregó que el avanzar por esa senda podría relegarlo de la comunidad internacional.

“Si Bolivia continúa en el camino de los países totalitarios, a futuro tendrá sus sanciones bajo sus propios méritos. Bolivia ha tomado ya una postura a favor de los enemigos de Occidente, que constituyen dictaduras. La acción de Rusia traerá consecuencias colosales”, explicó el legislador.

PUNTO DE VISTA
Isabel Benjumea
Europarlamentaria del PP

Bolivia se puso ya de un lado

El ataque de Rusia no es solamente contra Ucrania, sino contra los valores democráticos, y las libertades. No hay que extrañarse que aquellos mandatarios que no son amigos de la libertad y la democracia no condenen el ataque de Vladimir Putin.

Estos países se alían contra las libertades. Hay una situación crítica después de muchos meses de tensión entre Rusia, Estados Unidos, Europa, en la que Rusia ha decidido invadir con agresividad a Ucrania. La Unión Europa ha condenado esta invasión y ha puesto en marcha un paquete sanciones sin precedentes.

Estados Unidos ha anunciado sanciones muy severas, pero no se descarta que la OTAN tenga que reaccionar en favor de sus aliados que se pueden ver amenazados por esta invasión rusa.

El Gobierno boliviano hace tiempo ha decidido no defender los valores de las democracias, las libertades. Se ha puesto de lado de quienes vulneran los derechos y libertades de sus ciudadanos. No dejaremos pasar estos gestos del Gobierno boliviano o cualquier país no condene esta invasión de Rusia.

Si Rusia no retrocede en esta invasión contra Ucrania, las sanciones van a ir en aumento, y va a ser determinante aquellos gobiernos que están respaldando o prestando apoyo a los rusos. En una fase posterior, estos Estados que colaboren con Rusia se verán afectados con sanciones.

Pagina Siete.

Obtenga actualizaciones en tiempo real directamente en su dispositivo, suscríbase ahora.

Comentarios
Cargando...

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Lee mas