Bolivia destaca ante EuroLat inversión de Bs 4.400 millones como prueba de soberanía en lucha antidroga

2

El ministro de Gobierno, Carlos Romero, destacó el jueves, ante la Asamblea Parlamentaria Euro-Latinoamericana (EuroLat), que Bolivia invirtió entre 2009 y 2018 más de 4.400 millones de bolivianos a través de un modelo propio en la lucha contra las drogas.

«El Estado de Bolivia a partir de 2009 de manera progresiva y creciente asignó una partida para la lucha contra el narcotráfico. Desde 2009 hasta 2018 en interdicción y erradicación se invirtieron 2.417 millones de bolivianos y más de 2.000 millones de bolivianos adicionales para tareas de desarrollo integral y el fortalecimiento tecnológico», detalló.

Bolivia nacionalizó la lucha contra las drogas en 2008 con la expulsión de la Agencia Antidrogas de Estados Unidos (DEA), el Gobierno del presidente Evo Morales estableció una política de concertación para regular la producción tradicional de cultivos de coca, contrario a la visión norteamericana de erradicación forzosa y persecución.

De acuerdo con Romero, Bolivia tiene sólo el 10% (24.000 hectáreas) de la superficie de cultivos de hoja de coca que hay en toda la región andina, mientras que Perú cuenta con el 20% (49.900 has) y Colombia con el 70% (171.000 has).

Añadió que en Bolivia en la década los 80’s del siglo pasado tenía más 57.000 hectáreas, en los 90’s más de 45.000 has, mientras que entre 2011 a 2015 se alcanzaron tasas de reducción en promedio de 1.200 has por año, apuntó.

«El año 2017 hemos cerrado con 24.500 hectáreas frente a las 31.000 que teníamos en la gestión 2010», apuntó la autoridad.

Romero destacó que se aplicó un sistema sistematizado en base a un registro biométrico con información por cada parcela de coca y cada productor que destina la hoja milenaria al consumo legal y su industrialización.

La autoridad señaló que el modelo de Bolivia destaca por una toma de decisiones en conjunto con las organizaciones sociales que permiten sentar una estrategia de racionalización y control de los cultivos de coca.

«La nacionalización del lucha contra el narcotráfico es soberana, sin injerencia externa. La erradicación concertada en el Chapare y los Yungas fortalece las decisiones de sindicato y comunidades», acotó.

Respecto a la labor de interdicción, Romero destacó la creación del Centro Regional de Inteligencia Antinarcóticos, con sede en Santa Cruz, que permite un trabajo especializado de inteligencia, en conjunto con Argentina, Brasil y Paraguay, para combatir al crimen organizado y la captura de capos del narcotráfico que eran buscados en la región.

Además, destacó la modernización de los sistemas de control y vigilancia en los aeropuertos, lo que permitió en el último año detectar 22 casos de sustancias controladas.

hhg/rm ABI