Actitud de padres perjudica asignación de presupuesto

1

El director de Educación del Municipio, Marco Vera, señaló que la división que existe entre representantes de padres de familia del Distrito 14 genera la postergación de la asignación presupuestaria de 23 unidades educativas del sector, siendo este el factor que genera movilizaciones.

De acuerdo con la autoridad de dicha instancia edil, la asignación presupuestaria de manera general para este rubro de la educación, por parte del municipio, es de Bs. 40.000.000, siendo que de este monto es destinado para las 23 unidades educativas del distrito 14, más de 2 millones de bolivianos, monto económico que es invertido en infraestructura, equipamiento y mobiliario.

«Lo que nosotros estamos haciendo en comparación con el presupuesto de anteriores gestiones ediles es multiplicar este presupuesto para los diferentes distritos en educación, porque según el análisis que se ha efectuado antes de la distribución de estos montos es que sabemos que uno de los problemas más frecuentes son infraestructura, equipamiento y mobiliario», explicó Vera.

Al referirse a la protesta que realizaron los representantes de padres de familia de algunas unidades educativas del distrito 14, según la autoridad de educación del municipio, es a causa de la división que ha surgido producto de las desinteligencias que tuvieron los dos grupos de padres de familia que en el momento existen.

Para Vera, este problema no debería ser solucionado por el municipio, porque son problemas internos que ha surgido por problemas de dos dirigentes del distrito, donde cada uno como el caso de Fernando Ortega, de un grupo acepta la asignación presupuestaria que otorgó el municipio, mientras que otro de los grupos liderado por Carlos Laura, exigen una redistribución interna del presupuesto.

De los once establecimientos educativos del sector de Carlos Laura, solo dos estarían con problemas de requerimiento en el tema de infraestructura, donde un anterior pedido fue una cancha de césped sintético, siendo que en la actualidad exigen un tinglado.

Mientras que en otro de los colegios del grupo de Laura, de la misma manera, la solicitud es un equipo de sonido y computadoras.

«Como se puede ver no son problemas grandes, pero como existe este desacuerdo entre ambos representantes, lamentablemente sus exigencias también lo han individualizado, lo que para nosotros es un problema atender de esta forma, pero estamos prestos a solucionar el problema», dijo la autoridad de educación edil Marco Vera.

El Diario.