MAS y BDN suben la presión contra Carlos Mesa por el caso PAT

10

Legisladores y candidatos del Movimiento Al Socialismo (MAS) y de Bolivia Dice No (BDN) intensificaron la presión contra el candidato de Comunidad Ciudadana (CC) Carlos Mesa por el caso PAT. El miércoles, el expresidente afirmó -sobre los supuestos depósitos a la televisora entre 2002 y 2003- que de haber sido un acto irregular, prescribió.

“No vamos a rendirnos ante esas amenazas que son absolutamente arbitrarias y que son absolutamente injustas y que están basadas en testimonios falsos, en investigaciones falsas y en un hecho que de haber sido un hecho irregular, prescribió hace más de 16 años”, manifestó Mesa en una entrevista con Amalia Pando en el programa Cabildeo.

Las críticas de sus adversarios políticos no se dejaron esperar. Legisladores del oficialismo y candidatos de BDN tomaron las palabras de Mesa como una “admisión” del supuesto delito. También criticaron la respuesta de Mesa sobre que no hablará del tema ni aunque Ximena Valdivia, exgerente de PAT y gerente de su campaña, sea detenida.

Óscar Ortiz, postulante a la presidencia por BDN, instó a Mesa a explicar lo que considera un caso de malversación de gastos reservados entre 2002 y 2003. “En política la corrupción no prescribe”, sentenció el candidato.

“No puede pretender ser Presidente quien no explica un posible caso de malversación de gastos reservados y se quiere acoger a la prescripción. Eso va absolutamente contra la ética, los principios y valores más fundamentales de quienes queremos un cambio para Bolivia”, agregó al respecto.

En la misma línea su vicepresidenciable, Shirley Franco, señaló que Valdivia está siendo “sacrificada” por Mesa. “Ellos no buscan transparentar su pasado. Vemos cómo uno de sus principales ‘alfiles’, en este caso la señora Ximena Valdivia, está siendo sacrificada de cara a una contienda electoral”, indicó en un reporte de Bolivisión.

Del mismo modo, Tomás Monasterio, diputado y candidato a primer senador por BDN en Santa Cruz, señaló que la candidatura de Mesa “no tiene moral”, y que su “pasado corrupto le pasa hoy las facturas”.

“Queda claro que Carlos Mesa se vendió y que Gonzalo Sánchez de Lozada lo compró. Hay que partir del principio de que la Ley Marcelo Quiroga Santa Cruz es absolutamente tácita en manifestar y establecer que ningún delito vinculado a un hecho político en relación a la corrupción prescribe”, expresó.

“Mesa está haciendo una confesión cínica. Hubiera prescrito, dice. Está dando un elemento fundamental de que pudo haber un ilícito”, señaló el diputado Lino Cárdenas, del MAS.

En opinión de Valeria Silva, diputada y candidata del MAS, el expresidente “confesó” que se incurrió en hechos irregulares. “Ha confesado Carlos Mesa, en esa entrevista, que la señora Ximena Valdivia, que trabaja de manera coludida con él, que es su amiga más íntima, ahora mismo su jefa de campaña y uno de sus brazos operativos, hace 16 años habría cometido ilícitos”, afirmó.

En respuesta , el jefe de campaña de CC, Ricardo Paz, sostuvo que las declaraciones del MAS y de BDN demuestran que hay una “alianza” entre ellos, a base de una estrategia de “guerra sucia” contra Mesa. “Ellos actúan en colusión, al unísono y de manera coordinada. Esto demuestra que están aliados en una estrategia de guerra sucia, de difamación y calumnia”, afirmó Paz.

“En ningún momento Carlos Mesa aceptó ni admitió ni confesó nada. Él dijo con claridad que en el caso de que hubiera existido una irregularidad, ya estaría prescrita, pero maliciosamente y de manera artera, Óscar Ortiz y el MAS salen inmediatamente a continuar con su guerra sucia”, sostuvo.

Pagina Siete.