A 22 días de los comicios, al menos seis anomalías socavan al Tribunal Electoral

9

Cuando faltan 22 días para las elecciones generales, al menos seis anomalías socavan la credibilidad y confianza de Tribunal Supremo Electoral (TSE). Los puntos van desde las renuncias y retiros de funcionarios hasta el “inusual” incremento de cifras del padrón electoral.

Gonzalo Lema, exvocal de la Corte Nacional Electoral, ahora TSE, sostuvo que “en procesos electorales el Órgano Electoral tiene que estar bien organizado y debe ser previsor con sus labores y calendario electoral”.

Hoy, el también escritor ve un ente “flojo, débil y que por ello todo su accionar está bajo sospecha y desconfianza, cero credibilidad”.

El crecimiento “inusual” de votantes es la primera anomalía identificada. De acuerdo a los datos del estudio que realizó Carlos Börth, en 71 municipios creció “sin explicación” el porcentaje de votantes (por encima del 20%). El incremento se da en algunos municipios donde ganó el “No” a la reelección. (Más detalles en la infografía)

Legisladores de oposición están convencidos de que el TSE alista un fraude. “Preparan todo para consumar el fraude electoral para que Evo Morales y Álvaro García Linera ganen las elecciones de octubre en mesa y no en cancha”, afirmó la diputada Norma Piérola.

La segunda anomalía es el “acarreo de votos”. En Riberalta (Beni) sorprendieron a dos notarios de Pando empadronando electores. El TSE indicó que excluyó del padrón a los ciudadanos que se inscribieron en los dos equipos biométricos que fueron utilizados para el “acarreo”. Esos aparatos están en poder del Ministerio Público.

A ello se suma la tercera anomalía: las 16.000 cédulas repetidas que se detectaron en el padrón; no obstante, el TSE dijo que “ya se regularizaron”. La cuarta anomalía está relacionada con la denuncia de que hay fallecidos habilitados para votar y designados como jurados, aunque se desconoce la cantidad.

Sobre este punto, el TSE responsabilizó a los familiares de quienes perdieron la vida porque no tramitaron el certificado de defunción. Este problema, en especial, se registra en el área rural, indicaron.

“Hay muchas denuncias de que personas muertas hace muchos años están habilitadas para votar. Es una muestra más de que este régimen dictatorial está cocinando un fraude”, afirmó Pamela Flores, candidata a diputada por Bolivia Dice No (BDN).

La quinta anomalía son las salidas y retiros de funcionarios del TSE. La pasada semana despidieron a funcionarios responsables del conteo rápido de Santa Cruz, Cochabamba y La Paz.

Hasta la fecha se registraron casi 40 salidas de funcionarios. Del total, al menos 10 son profesionales del área de informática y otra cantidad similar son de la unidad de conteo rápido.

La sexta anomalía son las demoras administrativas y de resolución de casos. “Como oposición presentamos denuncias ante el TSE contra el MAS, pero a casi un mes no tenemos respuestas”, afirmó el diputado Wilson Santamaría, aliado de BDN. (Más detalles en la infografía)

A todo ello se debe sumar la decisión de los vocales de adelantar los trámites para las subnacionales, cuando está en pleno desarrollo el proceso electoral de los comicios presidenciales.

El diputado Santamaría sostuvo que aquello es parte de la “estrategia del TSE para distraer a las organizaciones políticas, tomando en cuenta que están en la recta final de la campaña”.

Los frentes políticos de oposición coincidieron, por separado, que los miembros del ente electoral carecen de credibilidad porque su “primer pecado” fue habilitar al binomio del MAS sin respetar la voluntad del votante, que el 21F dijo “No” a la reelección.

“Aquí claramente el TSE juega a favor del MAS, incluso no hizo valer las primarias, pues habilitó candidatos a vicepresidente que no participaron de las primarias, cuando ese era el requisito”, dijo Ricardo Paz, jefe de campaña de Comunidad Ciudadana.

El diputado David Ramos (MAS) afirmó que las anomalías “son inventos de la oposición”.

Página Siete solicitó al TSE su contraparte. Desde esa institución programaron para hoy una entrevista con un vocal.

Representantes de organismos internacionales esperan unas elecciones transparentes. León de la Torre, embajador de la Unión Europea (UE), pidió a los vocales del TSE generar confianza en la población ante la “absoluta necesidad”.

En junio pasado, la UE expresó su inquietud. Mediante una carta dirigida a la presidenta del TSE, María Eugenia Choque, esa entidad manifestó su preocupación por la “demora” en la toma de decisiones.

Otra de las autoridades internacionales que expresó su preocupación fue el embajador de Alemania, Stefan Duppel, quien la pasada semana consideró que “hay desconfianza” en el país respecto a las elecciones.

“A mí me preocupa el día después de las elecciones. ¿Qué va a pasar? ¿Están todos de acuerdo en que esos resultados son limpios? Creo que hay mucha desconfianza en general en elecciones y nosotros queremos asegurar que esas elecciones sean lo más limpias posible, para que todos decidan que es el resultado verdadero”, sostuvo Duppel.

CC: “Su pecado fue habilitar a Evo”

El jefe de campaña de Comunidad Ciudadana, Ricardo Paz, afirmó que el gran pecado del TSE fue habilitar al binomio Evo-Álvaro, pese al referendo del 21F, cuando la mayoría dijo “No” a la reelección.

“El acarreo de votos, el crecimiento inusual del padrón biométrico no son nada frente al primer pecado del TSE: habilitar a candidatos ilegales”, manifestó Paz.

BDN: “TSE está en su peor crisis”

El diputado Wilson Santamaría, aliado de Bolivia Dice No, afirmó que el TSE “está en el peor momento de su crisis institucional”.

Explicó que la falta de credibilidad surgió después de la denuncia de Katia Uriona, quien “ya denunció irregularidades en el TSE” y que esa situación “se suma a otras anomalías que ponen en riesgo el proceso electoral”. “El TSE perdió toda credibilidad”, afirmó.

MAS: “Son inventos”

El diputado David Ramos (MAS) afirmó que las anomalías “son inventos de la oposición, porque no tuvo la capacidad de crecer electoralmente ni de mostrarse como una alternativa”, rumbo a los comicios del 20 de octubre.

“Ellos saben que cada día van cayendo en su popularidad y en las encuestas, por eso insisten que habrá un fraude y otro montón de cosas”, dijo Ramos.

Pagina Siete.