FmBolivia
Radio FmBolivia

Vacuna contra VPH tiene baja incidencia por tres factores

5

Obtenga actualizaciones en tiempo real directamente en su dispositivo, suscríbase ahora.

El temor que genera la mala información en las redes sociales sobre la vacuna del Virus del Papiloma Humano (VPH), el desvanecimiento de unas niñas que recibieron las dosis en Pando y la falta de información adecuada fueron las tres causas para que en 2018 sólo el 62% de las niñas de 10 años hayan recibido la vacuna en el país. Hay 55.000 pequeñas (48%) que no accedieron a la dosis.

Las que no recibieron la dosis, este año pueden acceder a la vacuna a través de la campaña “Tú te vacunas y yo me hago el Papanicolau”, lanzada por el Ministerio de Salud. La actividad busca sensibilizar a la gente y así alcanzar a una población más grande.

“Tenemos que poner más esfuerzos en conjunto con los diferentes niveles de gobierno: central, departamental y municipal, ya que en 2018 sólo se alcanzó el 62% de cobertura de vacunación. Este año la meta es llegar por lo menos al 80% (de las 123.644 niñas)”, dijo ayer el viceministro de Salud, Álvaro Terrazas.

En 2017, Bolivia implementó la vacuna contra el VPH para prevenir el cáncer de cuello uterino. Esta dosis protege de cuatro serotipos del virus del Papiloma Humano, los cuales tienen mayor incidencia en el país, según un estudio que hizo hace cinco años el Gobierno junto al CIES.

Terrazas aseguró que una de las causas para que se registre una cifra baja de vacunación se debe a que “no se realizó una masiva (campaña) sobre la aplicación de la vacuna”, pero también a la mala información que se publicó en las redes sociales.

La responsable del Programa Ampliado de Inmunización (PAI), Susana Solano, dijo que “la mala información en las redes sociales causó temor en padres y provocó rechazo (a la vacuna)”.

Solano resaltó que otra de las razones es que “aunque se quiera o no, ha quedado como antecedente lo que pasó en el departamento de Pando, donde varias niñas se desvanecieron por estrés, nerviosismo y por la edad, cuando recibían la vacuna. Pero lo cierto es que de todas ninguna ha quedado mal, todas están bien y estables”.

Ante esa situación, la responsable del PAI dijo que es necesario hacer una campaña de difusión para informar sobre la vacuna en los nueve departamentos.

Solano remarcó que por eso este 2019 el PAI priorizará a las niñas que no hayan sido vacunadas entre los años 2017 y 2018. “Si por alguna razón, en ese momento, el papá dijo que no aceptaba la vacuna, pero ahora quiere, la niña puede acceder a la (dosis) hasta mediados de este año”, sostuvo.

La funcionaria resaltó que la población meta de esta campaña es: las niñas que hasta este 2019 cumplan 10 años de edad. “Ellas sí o sí deben ser vacunadas”, comentó.

Explicó que desde este mes se comenzará la aplicación de la primera dosis y, después de seis meses, es decir en agosto, se aplicará la segunda. “Para completar el esquema”, añadió.

Solano resaltó que es importante cumplir el cronograma, ya que las que se vacunan en los meses límite ya no llegan a recibir la segunda inmunización, porque no están en las unidades educativas, lugares clave donde se aplican las dosis.

Comentó también que el reto para este 2019 es también aplicar la segunda vacuna. “Lo ideal es que las niñas reciban la segunda dosis a los seis meses de la aplicación de la primera, pero en caso de no hacerlo, entonces pueden recibir la vacuna, siempre y cuando aún no hayan cumplido los 11 años de edad”, puntualizó Solano.

Toda la información sobre las características y los beneficios de la vacunación se difundirá en las unidades educativas del país, según las autoridades.

“Todos los años se hará esta campaña a inicios de gestión y luego en agosto”, acotó y puntualizó que el año pasado se llegó a 13.000 colegios de todo el país.

El viceministro de Salud solicitó a los progenitores llevar a sus niñas de 10 años a los puntos de vacunación. “Hacemos un llamado a los padres y madres de familia a proteger a sus hijas a través de la vacunación contra el VPH”, comentó.

Recalcó que es importante que la gente sepa que esta vacuna ayuda a prevenir el cáncer de cuello uterino. Reconoció que en Bolivia actualmente mueren tres mujeres a diario por esta causa. “Es lamentable contar con esas cifras”, dijo la autoridad y resaltó que por eso es importante la prevención de este mal.

Terrazas puntualizó que otra forma de prevenir el cáncer de cuello uterino es que las mujeres se hagan el examen del Papanicolau y la colposcopia.

La autoridad entregó ayer 11 colposcopios a los hospitales de La Paz, Cochabamba, Santa Cruz y Chuquisaca para que estos centros ofrezcan un diagnóstico temprano del cáncer de cuello uterino. La compra de esos equipos demandó una inversión de 700.000 bolivianos.

El director del Hospital de la Mujer de La Paz, Víctor Jiménez, agradeció por los equipos, pero dijo que el nosocomio tiene más necesidades.

Pagina Siete.

Obtenga actualizaciones en tiempo real directamente en su dispositivo, suscríbase ahora.

Comentarios
Cargando...

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Lee mas