FmBolivia
Radio FmBolivia

MAS dice que la suerte de Eduardo Del Castillo está cantada y oposición ve un show

98

Obtenga actualizaciones en tiempo real directamente en su dispositivo, suscríbase ahora.

El ministro de Gobierno, Eduardo del Castillo, confirmó ayer que se presentará a la interpelación anunciada por la bancada del Movimiento Al Socialismo (MAS), en relación con las aseveraciones que hizo de que diputados y dirigentes se llenan los bolsillos con la producción de la coca. El oficialismo cree que la suerte del ministro está cantada; en cambio, la oposición considera un gasto innecesario ese acto y creen que sólo se hace un show para aplaudir al ministro.

“La interpelación es un instrumento de fiscalización que tienen las autoridades de la Asamblea Legislativa Plurinacional, tanto en la Cámara de Diputados como en Senadores. (Mi persona) como autoridad de Gobierno nacional siempre vamos a brindar los informes más transparentes ante el pueblo boliviano y ante las autoridades que así nos convoquen”, manifestó Del Castillo. Además, aclaró que no presentó su renuncia al cargo.

La oposición considera que esa actividad será un gasto insulso para el Estado y un show político para aplaudir y sacar en hombros al ministro, ya que no creen que el MAS lo censure.

“Lamentablemente el oficialismo ha hecho que las interpelaciones, que deben ser un mecanismo legislativo y de fiscalización importante, se conviertan en alabanzas o castigo de sus ministros, entonces eso es inaceptable. Una interpelación le cuesta al país más de 35 mil dólares”, dijo la senadora Andrea Barrientos, de Comunidad Ciudadana (CC).

Mencionó que una interpelación debe realizarse cuando un ministro está involucrado en corrupción o no está haciendo bien las cosas o está involucrado en hechos irregulares, pero no cuando se trata de pugnas políticas internas o porque alguien está enojado con lo que dijo el ministro.

Por su lado, el senador Henry Montero, de Creemos, refirió que “si lo han llevado a interpelarlo (a Del Castillo) sería para censurarlo, no para aplaudirlo”, de lo contrario todo ese acto terminará en un show.

Aguarda que el oficialismo haga una evaluación coherente y objetiva a la gestión del ministro y no termine sacándolo en hombros.

Por su parte, el senador Félix Ajpi, del MAS, indicó que el informe que dio el Ministro de Gobierno a la bancada de su partido no fue suficiente, pese a que se disculpó, pero la mayoría decidió que se haga la interpelación y ahí se definirá su suerte.

Ajpi dijo que “la suerte está cantada, de confianza o de censura; veremos qué consigue el ministro, depende de sus respuestas”.

El diputado oficialista Ángelo Céspedes coincidió en que cuando Del Castillo brinde sus respuestas con sus respectivos descargos, entonces se decidirá si se lo censura o se le da el voto de confianza. Cuestionó a la oposición por preocuparse ahora en los gastos, cuando ellos piden constantemente interpelación.

“Cada semana la oposición anda solicitando la interpelación, como cuando ellos solicitan la interpelación no ven cuáles son los gastos”, apuntó.

De acuerdo al Reglamento de Diputados, se requieren dos tercios para censurar o dar el voto de confianza a una autoridad.

Si lo llevan a interpelarlo sería para censurarlo, no para aplaudirlo

Pagina Siete.

Obtenga actualizaciones en tiempo real directamente en su dispositivo, suscríbase ahora.

Comentarios
Cargando...

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Lee mas