Evo quiere 70% de la votación para su “última gestión”

1

El presidente Evo Morales expresó que quiere alcanzar 70% de la votación en las próximas elecciones generales, para asumir la que, según él, será su “última gestión”.

“Hermanas y hermanos, quiero decirles con mucha sinceridad, personalmente pienso que es mi última gestión hasta 2025, y quisiera despedirme con más del 70% (de la votación) como pueblo, es el gran deseo que tenemos”, manifestó ayer Morales, durante su discurso en el ampliado del Movimiento Al Socialismo (MAS), que se organizó en la ciudad de Cochabamba.

El partido del cual Evo es el máximo dirigente convocó a una reunión nacional para definir las acciones que se ejecutarán rumbo a las elecciones presidenciales de octubre de este año.

En la ocasión, el mandatario reiteró que el MAS es la principal fuerza política del país y lidera las encuestas de intención de voto para las próximas elecciones.

“No podemos quedarnos con esas encuestas, decir: ‘Ah, estamos bien’. Para decir la verdad, este año tengo el deseo, ojalá lleguemos al 70%, está en nuestras manos. Hace dos o tres semanas, (en las) encuestas de la derecha, sólo en el eje central Evo-Álvaro del MAS con 33%, segundo (Carlos Mesa) con 21%; sumando la derecha, no nos alcanza en las encuestas del eje central”, manifestó el Presidente.

Morales añadió que si bien en las ciudades capitales la ventaja que saca el MAS sobre el principal candidato de oposición es menos abultada, su fuerte son las localidades del interior.

“La última encuesta de las capitales de los nueve departamentos era 35% frente a 31%, pero ustedes saben, en las minas, en las comunidades originarias 70, 80, hasta 90%, hasta en pequeñas comunidades hasta el 100% (para el MAS)”, indicó.

En el ampliado, el Jefe de Estado mencionó que está decidido a impulsar la Agenda Patriótica del Bicentenario 2025.

“Los militantes con principios, los militantes con compromiso con la patria, no solamente estamos acá por nuestro instrumento político, estamos por el pueblo boliviano, estamos hermanos y hermanas por la patria. Tenemos que seguir avanzando en la construcción de la nueva Bolivia. Esa es nuestra enorme responsabilidad”, insistió.

Con referencia a las declaraciones que hizo ayer el Presidente y su promesa de presentarse por última vez a las elecciones, en septiembre de 2014, antes de los comicios de esa gestión, dijo que una vez acabado su mandato en 2019, iba a volver a “su chaco”, para abrir un restaurante.

En la ocasión dijo: “Vamos a respetar la Constitución Política del Estado en el tema de la reelección”, para más tarde llevar a consulta mediante referéndum la reelección indefinida.

Fue así que en febrero de 2016, se llevó a cabo la consulta popular, en la cual 51,3% del electorado nacional le negó la posibilidad de ir a una tercera reelección continua. Antes de que se conozca este resultado, Morales había anunciado que respetaría la voluntad del pueblo y que iba a prepararse para concluir su mandato, para más tarde cambiar de opinión hasta buscar la reelección inconstitucional.

En noviembre de 2017, el Tribunal Constitucional Plurinacional (TCP) declaró procedente el recurso presentado por tres parlamentarios del MAS y dos disidentes de la oposición, para que Morales quede habilitado de manera indefinida a repostular al cargo de Presidente.

El Presidente atribuyó al “pueblo” su decisión de repostularse. “Una cosa es que yo no quiera (repostular) y otra cosa es que el pueblo me obligue”, enfatizó en septiembre de 2017.

“Será por esta gestión más (de Gobierno). Tal vez seamos factor de unidad, porque el instrumento político (MAS) es factor de unidad, hermanos y hermanas”.

“Acá no terminan las reuniones, más bien estamos empezando a ver cómo planificar distintas reuniones regionales, sectoriales y acabar en una gran reunión”.