Gobernador Costas ratifica propuesta alterna para SUS

2

El gobernador de Santa Cruz, Rubén Costas, ratificó la propuesta para garantizar el buen funcionamiento del Sistema Único de Salud (SUS) por lo que el Gobierno Nacional debe asumir su responsabilidad constitucional de costear los ítems de salud, haciéndose cargo de los 1.890 ítems que actualmente cubre la Gobernación, el bono de vacunación y los 550 ítems adicionales que es el mínimo requerido en el sistema de tercer nivel.

La autoridad explicó que se podría implementar el SUS con prestaciones adicionales que puede dar por capacidad instalada, haciéndose cargo de la administración de los hospitales, los servicios básicos y recurrentes, medicamentos y otros que hicieran falta para su funcionamiento.

“Con estos planteamientos se ha elaborado una carta que será enviada al presidente Evo Morales”, expresó el Gobernador, al decir que lo único que se está buscando es una solución que permita que los cruceños continúen realizando la gestión hospitalaria que ha venido desarrollando y que se encuentra respaldada en el Estatuto Autonómico Departamental.

Dentro del modelo autonómico que se ha implementado en el departamento y constitucionalizado dentro de los estatutos autonómicos, la salud es una prioridad, porque es fundamental para el ser humano y es un tema de principios y valores, al que no podemos ceder o hacer caso omiso de nuestra responsabilidad, enfatizó Costas,

Asimismo, destacó que la propuesta busca el buen funcionamiento del Sistema Único de Salud, donde se complementen los diferentes niveles de Gobierno sin búsqueda de pulsetas políticas, porque esto no puede ser un tema electoral, sino un tema de responsabilidad.

PLANTEAMIENTOS

El Estatuto Autonómico constitucionalizado establece claramente las competencias de la Gobernación en materia de salud; el encargado de la rectoría de salud en el departamento el Servicio Departamental de Salud (Sedes); implementar el SUS en los términos propuesto por el Gobierno, no solo es lesivo a las competencias autonómicas, sino también supone un retroceso en los servicios que actualmente ya se brindan en los hospitales de tercer nivel.

La propuesta presentada por la Gobernación amplía las prestaciones (servicios) previstos por el SUS, y solo se exige al Gobierno Nacional cumplir con su responsabilidad constitucional de dotar de los recursos humanos correspondientes.

Un gobierno que no ha cumplido en 13 años con su obligación de dotar recursos humanos necesarios al sistema de salud, no puede pretender en el último año de su gestión administrar los hospitales de tercer nivel que ahora cuentan con inversión autonómica y pedirle que estos se transfieran al nivel central, recentralizando las competencias autonómicas y confiscando sus recursos.

Frente a la incertidumbre de funcionamiento del SUS, la Gobernación de Santa Cruz ha contrastado su gestión hospitalaria, tanto en lo que se refiere al modelo de gestión como a la amplitud y calidad de la cartera de servicios.

El Diario.