Concejal inspecciona botadero de Alpacoma

Con el objetivo de verificar el proceso de cierre, el concejal Isaac Fernández inspeccionó ayer el relleno sanitario de Alpacoma a dos semanas de su cierre definitivo. En el lugar se evidenció que la empresa Tersa S.A. continúa utilizando una celda para depositar las 600 toneladas de basura diarias que genera la ciudad.

El gerente de la empresa Tersa S.A., Vladimir Gonzales, informó que se cumplió con un 90 % del plan de contingencia que comprende en una primera instancia la readecuación del relleno sanitario.

“Se tiene que comprender que el área deslizada es de 1,5 hectáreas de donde salieron 250 mil metros cúbicos de basura, nosotros hemos hecho la rehabilitación de esa área, el relleno tiene una extensión de 40 hectáreas. Se ha recogido la basura, habilitado nuevos estanques de líquidos lixiviados y existe un estanque que no está usado. De esa manera estamos haciendo todos los trabajos del plan de contingencia”, dijo.

Informó que ese 10 % restante radica en el recojo de la basura restante y permite el depósito de los residuos sólidos hasta el 28 de marzo, cuando procede el cierre del relleno.

Por su parte, el concejal Isaac Fernández confirmó que existe un 90 % de avance en los trabajos del cierre del relleno de Alpacoma.

“El objetivo es fiscalizar la labor de la empresa Tersa, toda vez que se están cumpliendo los 60 días comprometidos para el plan de cierre y este informe será dado a conocer en una sesión del Concejo Municipal”, afirmó.

La concejal Beatriz Álvarez, informó que en el cierre del relleno de Alpacoma tiene un plan cuyos plazos se cumplirá de acuerdo al cronograma.

Tras el desastre ambiental de enero pasado, el Alcalde de La Paz emitió una resolución que define la clausura definitiva de Alpacoma.

En días pasados, el concejal Mario Condori denunció que la celda 11 se habría desbordado, empero en la inspección se verificó que ese dato es incorrecto.

La viceministra de Medio ambiente, Cynthia Silva, informó que técnicamente el relleno de Alpacoma no es estable, no está en condiciones de operar de forma normal y que la última celda del relleno alcanzó el 80 % y que el viernes 28 de marzo próximo vence el plazo para el cierre.

Recordó que el 2004 el relleno de Alpacoma comenzó a funcionar de emergencia, debido al cierre del botadero de Mallasa. Lamentó que tras estos 14 años, la Alcaldía no haya previsto un nuevo espacio para el tratamiento de la basura.

“La Alcaldía sabía, según su manifiesto ambiental y diseños técnicos, que el relleno sanitario de Alpacoma tenía 13 años de vida útil. Nos parece que ahí ha habido algún tipo de falta de previsión de la Alcaldía para poder identificar con el tiempo suficiente, dónde va a ser la disposición futura del relleno”, sostuvo.

El Diario.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Lee más