Vicepresidente entrega 81 viviendas en 15 barrios del Plan Tres Mil

El vicepresidente Álvaro García Linera entregó el sábado 81 viviendas sociales que benefician a 405 habitantes de 15 barrios de la zona del Plan Tres Mil de la ciudad de Santa Cruz, un proyecto de la Agencia Estatal de Vivienda con la inversión de más de 3 millones de bolivianos.

"El Plan de Vivienda Social es para esas familias humildes, para esa mamá abandonada, soltera o viuda, incluso para el papá que está solo, que trabajan mucho, fuera de la casa y no les alcanza para su vivienda; este plan es para esa familia que ha hecho su esfuerzo comprando su lotecito y ahora tiene su casa digna", dijo en una multitudinaria concentración.

García Linera destacó que el actual Gobierno ha construido más de 150.000 viviendas en el país, de las que más de 25.000 fueron emplazadas en el departamento de Santa Cruz.

Además, garantizó la construcción de centenares de viviendas en los siguientes años.

Cada vivienda entregada este sábado fue construida sobre terrenos que tienen superficies de entre 30 a 160 metros cuadrados y cuenta con dos y tres dormitorios, sala, comedor, cocina, baño y servicios básicos, como electricidad, agua potable y pozo séptico.

El proyecto que generó 164 empleos directos y 58 indirectos, benefició a 17 madres solteras, tres padres solteros, tres personas con discapacidad y seis personas de la tercera edad.

García Linera, que escuchó de cada beneficiario sus testimonios y agradecimientos, reflexionó que cada vivienda es un bien adquirido y pidió no hacer caso a los rumores de que cada casa será expropiada, porque "el derecho propietario está garantizado".

En su discurso, la autoridad anunció la ejecución de nuevas obras mediante el programa 'Mi barrio, Mi hogar', como la mejora de calles, parques y otros, que serán financiados por el Estado con montos que oscilan entre los 3 a 5 millones de bolivianos.

"Agradecerle por las obras que está realizando por la gente humilde, muchas gracias. Para mí era muy lejano esto, pero ahora es un sueño hecho realidad, en tres meses se terminó y ahora tenemos una casa digna en Barrio Nuevo", dijo la beneficiaria Elizabeth Canchari.

Otra propietaria resaltó que cuando se inició el proyecto en su barrio no se clasificó a los adjudicatarios si eran militantes del partido de gobierno, sino que "simplemente se vio si la gente es humilde, nada más".

hhg/rm ABI

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Lee más