FmBolivia
Radio FmBolivia

Tras 9 días de paro, Uyuni se queda sin Alcalde ni Concejo

7

Obtenga actualizaciones en tiempo real directamente en su dispositivo, suscríbase ahora.

Después de nueve días de bloqueos y huelgas, renunciaron los siete concejales de Uyuni, a quienes los habitantes acusan de causar crisis. Hace dos semanas también dimitió la alcaldesa interina, Valeria Flores (MAS), por lo que el municipio potosino está sin autoridades. El conflicto entró en cuarto intermedio.

“Levantamos el paro indefinido y entramos en un cuarto intermedio sin fecha. Pero continuaremos con la vigilia en puertas de la Alcaldía hasta ver posesionadas a las nuevas autoridades, que asumirán el cargo hasta las próximas elecciones municipales. Los bloqueos y huelgas también se levantan y los caminos están transitables”, indicó el presidente del comité de movilizaciones de Uyuni, Franklin López.

Por el conflicto al menos 200 turistas nacionales y extranjeros quedaron varados. Muchos denunciaron que quedaron atrapados sin comida ni alojamiento.

La semana pasada el diputado del MAS David Ramos acudió a la población “voluntariamente” para conocer las demandas de los habitantes. Aunque dio un informe sobre las renuncias de los concejales que ya estaban en curso, el paro no se levantó.

Una crisis institucional

El conflicto empezó en diciembre pasado, cuando el entonces alcalde titular, Vito Mendoza (MAS), fue enviado a la cárcel de Cantumarca por la venta de terrenos públicos a particulares.

Ante la ausencia del burgomaestre, el Concejo municipal, compuesto por siete legisladores, decidió nombrar a Valeria Flores (MAS) como Alcaldesa suplente. Al poco tiempo los ediles argumentaron que esa figura jurídica no existe y que debían elegir un “alcalde interno”.

Para ello destituyeron a Flores y decidieron nombrar, al también concejal del MAS Benedicto Machaca como burgomaestre interino. Descontenta con la medida, Flores presentó un amparo constitucional, que en febrero pasado posibilitó su restitución en el cargo de Alcaldesa suplente.

Pero, hace dos semanas, Flores renunció. Ante esa situación, los habitantes acusaron al pleno del Concejo de cometer irregularidades y agravar la crisis de ingobernabilidad en Uyuni.

Tras activar su comité de movilizaciones, los vecinos anunciaron un primer paro cívico de 48 horas y exigieron la renuncia de todos los legisladores municipales. La conminación surtió efecto y los siete concejales presentaron renuncias voluntarias a sus cargos.

Sin embargo, antes de que éstas se concretaran, dos de las ediles denunciaron acoso político, por lo que su alejamiento dependía de un proceso de investigación. Por ese motivo, el paro se tornó indefinido hasta que, la mañana de ayer, una comisión enviada a Potosí verificó que los concejales presentaron su renuncia y pidieron la habilitación de sus suplentes.

“No es conflicto político sino una demanda cívica. Llamamos a que las nuevas autoridades realicen una sesión el martes, para poder elegir a un alcalde interino; caso contrario, retomaremos la lucha”, dijo López.

Pagina Siete.

Obtenga actualizaciones en tiempo real directamente en su dispositivo, suscríbase ahora.

Comentarios
Cargando...

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Lee mas