CIDH escucha denuncias sobre Chaparina y Tariquía

La presidenta de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), la panameña Esmeralda Arosemena, afirmó que escucharon atentamente el clamor de los pueblos indígenas porque se respeten sus derechos.

“Hemos escuchado el clamor de protección de derechos para los pueblos indígenas”, señaló Arosemena, que escuchó testimonios de hombres y mujeres indígenas, quienes se hicieron presentes en el Centro de Convenciones de La Glorieta, en Sucre.

Los originarios denunciaron los casos Chaparina, el megaproyecto hidroeléctrico Chepete-Bala y Tariquía.

Sobre este último tema, Paola Gareca, ejecutiva de la Subcentral de Tariquía, denunció que las poblaciones campesinas sufren presión para dejar ingresar a Petrobras para tareas de exploración y explotación de hidrocarburos sin consentimiento. “Están apurados en entrar a la zona para cumplir sus contratos que hicieron sin consultarnos”, dijo la representante.

El expresidente Jorge Tuto Quiroga sostuvo que “ellos (los comisionados) ya tienen la información. La CIDH no puede quedar impávida, silenciosa, cómplice ante este intento de golpe. Llegaron tarde a Nicaragua, llegaron tarde a Venezuela. Los pueblos sufren las consecuencias”, dijo la exautoridad.

En criterio del expresidente, a la CIDH y a la Corte Interamericana de Derechos Humanos les queda ocho meses para pronunciarse sobre el tema de la “reelección indefinida”. “Es hora de que actúen”, manifestó Quiroga.

Pagina siete.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Lee más