FmBolivia
Radio FmBolivia

En pandemia, la cifra de caballos de carretón creció 3 veces en Santa Cruz

86

Obtenga actualizaciones en tiempo real directamente en su dispositivo, suscríbase ahora.

Hasta antes de la pandemia, el número de caballos de carretón en Santa Cruz no superaba el millar, pero durante ese tiempo, la cifra se disparó tres veces. Y si bien existe la Ley Municipal 1314, el maltrato a los equinos también empeoró: por semana mueren entre tres y cuatro por cólico al buscar comida en la basura y otros son atropellados.

En 2017, Fidel Garnica Rodríguez, hasta entonces responsable de la Policía Montada en Santa Cruz, reveló que unos 887 équidos trabajaban en las diferentes villas de Santa Cruz. Más tarde el número creció; sin embargo, durante la cuarentena, cuando estaba prohibida la circulación de los motorizados, más caballos fueron reclutados. Los propietarios cobran cuando menos 50 bolivianos por una carrera, mientras que un vehículo cobra por el mismo servicio 150 bolivianos.

Durante la cuarentena, el sector creció tres veces. La activista y veterinaria Luciana Justiniano hace la siguiente estimación: “Hay al menos ocho grandes zonas en Santa Cruz, en las que trabajan en cada sector unos 500 caballos de carretón. Son unos 4.000 al menos y ésa es una cifra estimativa”.

Roberto Fernández, de la Sociedad Protectora de Animales de Santa Cruz considera también que el número llega a los 4.000 animales, aunque no se tienen datos oficiales.

Mario Ressini, del Colectivo Animalista Protege, sostiene que “más de 3.000 carretones trabajan en Santa Cruz”. En tanto, Zorka Alderete, de la Unidad de Zoonosis de la Alcaldía cruceña, admite que al menos unos 3.000 equinos están en este rubro. La municipalidad pretende realizar un censo para luego implantar un chip a estos animales.

El taquirari “El carretero”, que Gladys Moreno hizo famoso, confirma la relación intima de los cruceños con los caballos y si bien en los años 60 y 70 del siglo XX todavía se veían los viejos carreteros tirados por fuertes bueyes, a mediados de los 80 ingresaron a las periferias de la capital cruceña los carretones jalados por caballos que eran comercializados por hacendados después de vender sus tierras.

Así comenzó la historia de los primeros “caballos carretoneros” como los llaman en el Plan 3.000, la Villa 1ro. de Mayo, la zona Los Lotes, La Pampa de la Isla y 4 de Noviembre

Actual situación

El miércoles 9 de febrero, un caballo fue atropellado en la avenida G-77 cerca del Cambódromo en la capital cruceña y deambulaba por el sector en busca de ayuda. Dos semanas antes, un potrillo vio morir a su madre que perdió la vida por cólico. Otros de su especie son sobreexplotados cargando materiales de construcción y varios fallecen en la vía pública ante la indiferencia de vecinos y transportistas.

Justiniano, la veterinaria y activista hace el siguiente diagnóstico: “Tenemos una ley municipal, la 1314 (promulgada en 2020), pero en vez de mejorar la situación de los caballos ha empeorado”. El 19 de agosto de 2020, se promulgó la Ley Autonómica Municipal 1314 denominada Ley de Rescate y Protección de Animales Empleados como Tracción en Medios de Transporte en el área urbana del municipio de Santa Cruz.

La norma municipal tiene por objeto rescatar a animales víctimas de explotación para llevarlos a un sitio seguro. Alderete, responsable de Zoonosis, de la comuna, informa que en enero rescataron a 18 equinos que fueron llevados a un predio edil donde son recuperados. La ley pretende además cambiar ese medio de transporte por motocarretones, pero hasta la fecha únicamente 15 de los cerca de 4.000 lo hicieron.

Mayor abuso

Ressini tiene una lectura aún más cruda. “Evidentemente la Ley 1314 prohíbe la existencia de las carretas, pero ahora hay más impunidad, porque ante la prohibición aumentó la ilegalidad y el maltrato a los caballos. Hay mayor abuso, castigo y explotación”, asevera.

Justiniano se refiere también a grupos de indigentes que alquilan caballos de carretón en las zonas más alejadas de la ciudad. “No les dan agua, los dejan amarrados bajo el sol, no los dejan descansar y los tienen totalmente abandonados”.

¿Cuántos mueren por semana?

Con datos oficiales se informó en 2017, que por semana, un caballo de carretón perdía la vida en Santa Cruz, por distintos motivos entre ellos por enfermedades de cólico, atropellos por motorizados, malos tratos y otros accidentes.

¿Cuáles son las cifras ahora? “Según nuestras estimaciones entre tres y cuatro caballos por semana mueren, otros son atropellados, fallecen por enfermedades y la falta de nutrición adecuada y el esfuerzo en el peso que cargan”, afirma Ressini. El dato es apoyado por Fernández.

Justiniano cree que el número de animales que mueren también se elevó. “Yo nomás recibo por semana de tres a cuatro denuncias de caballos atropellados y abandonados. Son las denuncias públicas, las que conocemos, pero hay otras que no se conocen”, refiere.

En condiciones normales, los caballos pueden vivir hasta 30 años, pero hay un promedio de 20 años de vida; sin embargo, los caballos carreteros en Santa Cruz, según Fernández, viven menos de cinco años.

Justiniano dice que estos animales son obligados a trabajar al año de nacimiento. “Vi potrillos ir detrás de la carreta que empuja su madre. Algunos dueños no esperan que el animal crezca para empezar a trabajar”, revela.

Y qué pasó con el caballo lesionado que deambulaba por la avenida G-77. Justiniano denuncia que ese miércoles llegó personal de la Alcaldía al lugar. “Un veterinario llegó al sitio y sin palpar al animal, sin medicarlo, sin retirarlo de la vía pública, simplemente decidió practicarle la eutanasia”, denuncia.

Pagina Siete.

Obtenga actualizaciones en tiempo real directamente en su dispositivo, suscríbase ahora.

Comentarios
Cargando...

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Lee mas