Carencia de educación reproductiva

1

La falta de educación sexual y reproductiva desde los colegios permite los embarazos tempranos que ocasionan frustraciones en hombres y mujeres, según expertos.

La mujer que fue detenida, recientemente, por abandonar a su bebé y mantener cuatro menores sin apoyo paternal, es uno de cada siete casos que se reportan ante la Felcv diariamente, problemática que demuestra que mujeres alteñas no acceden a los preservativos con facilidad.

La mujer fue detenida por haber abandonado a su bebe recién nacida, razón por la que es imputada por el delito de abandono a menor y se presentó la denuncia, aspecto que de acuerdo a la fiscalía podría solicitar su detención preventiva. “En tanto que la mujer reconoció el delito y recibirá un juicio abreviado, pero lo que se hará es un reforzamiento psicológico y social, con la finalidad de que ella esté o no con la capacidad de seguir con el bebé”, indicó el responsable de la Defensorías, Harry Suaznavar.

Un aspecto que llama la atención, es que la mujer no solo guarda en silencio de quién sería el padre de su hija que decidió abandonarla, sino que a la vez está a cargo de otros cuatro hijos de diferentes padres, aspecto que fue la causa para cometer el delito de abandono.

“La Defensoría solicitará que la madre vaya a terapia psicológica y se haga un seguimiento social, para ver su arrepentimiento. En el caso de los menores, los mismos fueron entregados a sus padres de cada uno de ellos para que se hagan responsables de su manutención, pero se desconoce quién es el progenitor de la recién nacida”, afirmó.

En otro caso, una mujer de 36 años denunció que está a cargo de seis hijos, quienes no tienen recursos para su manutención, como resultado de su condición de bajos recursos y la total ausencia de apoyo de su esposo, quien pese a ser pastor religioso, es identificado como un hombre violento, que no realiza ningún apoyo económico ni de atención a sus hijos.

“La biblia dice que la mujer nunca debe decir no, me dice él para obligarme a que siga teniendo relaciones sexuales, pero yo ya no quiero tener más hijos, no quiero volverme a embarazar, ya no sé qué hacer, mis hijos no me hacen caso y mi esposo no me ayuda, además él es violento, ya no sé qué hacer”, lamentó la mujer.

Estos dos casos corresponde a mujeres donde siete de cada 10 mujeres se encuentran sometidas, no solo al machismo y conductas patriarcales, las cuales se encuentran sometidas a la decisión de los varones, quienes obligan a sus parejas a tener relaciones sexuales.

“No sé qué hacer, los centros de salud me dicen que hacerse colocar los anticonceptivos hay que pagar y a mí no me alcanza, no puedo estar comprando cada vez pastillas, pero si busco ayuda para evitar embarazarme, no tienen que enterarse mi esposo, porque me puede dejar”, afirmó la mujer, quien lamentó su condición de ser solo una máquina reproductora, sin la posibilidad de poder otorgar una vida adecuada a sus descendientes.

En El Alto más del 55% de mujeres migrantes de las provincias enfrentan esta dificultad de no poder acceder de forma gratuita y con orientación en el uso de preservativos, aspecto que genera riesgo en su salud emocional, social y económica cuando enfrentan más de media docena de hijos que mantener.

El Diario