FmBolivia
Radio FmBolivia

Ampliado definirá medidas y no descarta bajar peso del pan

5

Obtenga actualizaciones en tiempo real directamente en su dispositivo, suscríbase ahora.

Panificadores artesanales de La Paz definirán en un ampliado medidas frente al alza del precio de la harina argentina y advierten que el peso o gramaje del pan puede bajar. Desde la confederación evalúan solicitar a Emapa un mayor cupo para atender la demanda.

El secretario ejecutivo de la Federación de Panificadores Artesanales de La Paz, Dandy Mallea, informó que una de las medidas que se analizarán es bajar un poco el peso o gramaje para compensar los mayores costos que deben asumir para adquirir la harina argentina.

“Una de la medidas es tomar la decisión de posiblemente bajar de peso, es lo único que se puede hacer y actualizar la hoja de costo. Lo que queremos es que la población paceña no sufra porque este aumento de la harina no es culpa de nadie, sino de Rusia por invadir Ucrania. Por eso sube el precio del trigo en el mundo y en Argentina”, puntualizó el dirigente.

Explicó que el pan se elabora con 75 gramos de peso o gramaje, pero algunos panificadores están bajando a 70 gramos para compensar el alto precio de la harina argentina.

Añadió que Argentina no está enviando el producto a Bolivia y la Empresa de Apoyo a la Producción de Alimentos (Emapa) tiene pendiente la entrega de harina comprometida al sector. “Están tratando de regularizar de forma paulatina la harina que debían entregar hace tres semanas. Si tuvieran harina no debería existir retraso”, apuntó.

Indicó que la mayoría de los panificadores mezclan el insumo de Emapa con el que llega de Argentina. “En la frontera con Argentina, Yacuiba y Villazon, nuestros colegas dicen que no hay harina y si se encuentra está en 260 a 270 bolivianos. En La Paz se está vendiendo en 260 bolivianos el quintal. Algo tiene que hacer el Gobierno porque el conflicto bélico tomará su tiempo”, indicó.

Una medida que debería considerar el Gobierno es garantizar la harina de Emapa a otros sectores y regiones del país donde no llega ese insumo.

Según Mallea, en el ampliado del sector además de evaluar los altos precios de la harina, se revisará la estructura de costos que incluye 200 ítems en que se toman en cuenta el costo de la luz, alquiler, agua, mano de obra y repartidores del pan. “Al panadero se le entregan 20 panes por trabajar toda la noche y otra ración al ayudante”, subrayó.

El presidente de la Confederación Nacional de Panificadores Artesanos de Bolivia (Conapaabol), Juan Cachicatari, señaló que el sector espera que Emapa pueda garantizar la harina comprometida y con eso el sector no hará faltar pan a la población.

“Todos los días hacemos el seguimiento a la entrega de Emapa, aunque a veces hay pequeñas dificultades con el transporte, algún bloqueo, ya que el trigo llega del oriente. Se está entregando, de lo contrario estaríamos en crisis”, anotó.

Cachicatari adelantó que se está en tratativas para que Emapa pueda aumentar el cupo de harina en función a los requerimientos que se presenten.

“En 2013 la harina llegó a 320 bolivianos el quintal, pero se garantizó el precio del pan a 40 centavos de boliviano. Ahora hay una situación parecida pero no tan crítica; se debe priorizar la demanda de panificadores, el consumo y materia prima para elaborar el pan”, puntualizó.

De acuerdo con el dirigente, el gramaje del pan de batalla es de 60 a 70 gramos, pero muchos de los panificadores elaboran con un mayor peso. Para el pan surtido no existe regulación.

Agregó que antes se mezclaba en la elaboración del pan la harina de Emapa con la argentina, pero en la actualidad sólo se emplea el producto nacional.

En las tiendas de la calle Gallardo hay menor oferta de harina argentina y el quintal se elevó de 170 y 180 bolivianos, hasta 220 bolivianos, un 22,2% más. Sin embargo, la harina especial para repostería y elaboración de tortas sufrió un incremento de 190 bolivianos a 245 bolivianos, un 29%.

Emapa informó que se tienen 130 mil toneladas de trigo acopiadas que permitirán la transformación de un volumen de 1,6 millones de quintales de harina que se entregarán mediante convenios a la confederación de panificadores de Bolivia y federaciones, y otras asociaciones.

Pagina Siete.

Obtenga actualizaciones en tiempo real directamente en su dispositivo, suscríbase ahora.

Comentarios
Cargando...

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Lee mas