Bolivia dará a conocer ante la CIDH los impactos de la contaminación de mercurio sobre los pueblos indígenas

35

El Centro de Documentación e Información Bolivia (CEDIB) y la Coordinadora Nacional de Defensa de Territorios Indígenas Originarios Campesinos y Áreas Protegidas (CONTIOCAP), participarán en una audiencia específica en el marco del 183 periodo ordinario de sesiones de la CIDH del 7 al 18 de marzo.

Dos organizaciones de la sociedad civil darán a conocer a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) la situación de las poblaciones indígenas afectadas por la contaminación de mercurio a causa de las intensivas actividades mineras.

El Centro de Documentación e Información Bolivia (CEDIB) y la Coordinadora Nacional de Defensa de Territorios Indígenas Originarios Campesinos y Áreas Protegidas (CONTIOCAP), participarán en una audiencia específica en el marco del 183 periodo ordinario de sesiones de la CIDH del 7 al 18 de marzo.

Durante la audiencia ambas organizaciones de la sociedad civil expondrán información importante sobre los impactos de la minería aurífera en el país y la falta de regulación del mercurio; los estudios realizados por distintas organizaciones que demuestran la contaminación por mercurio de poblaciones indígenas; el rol negativo de Bolivia a nivel internacional como el centro principal de tráfico ilegal de mercurio en la región; y, los impactos en la vida, salud e integridad personal de varias comunidades indígenas en el país.

La audiencia contará con la participación de representantes del Estado quienes podrán presentar respuestas y aclaraciones ante las consultas que realizarán los Comisionados de la CIDH sobre esta temática.

De acuerdo al CEDIB, el objetivo de la audiencia consiste en informar a la CIDH y a la comunidad internacional sobre la situación de crisis medioambiental en Bolivia debido a la falta de regulación de la minería aurífera y el uso ilegal e irregular del mercurio; los impactos en los derechos humanos de la población boliviana; y, la necesidad de incrementar la atención internacional sobre este tema, debido a la evidente inacción por parte del Estado.

El Relator de Naciones Unidas sobre sustancias tóxicas y derechos humanos, Marcos Orellana, tendrán un espacio durante la audiencia para presentar información recogida por su relatoría sobre esta temática, de acuerdo al mandato otorgado por el Consejo de Derechos Humanos.

En el mes de diciembre del año 2021, durante su exposición en un evento organizado por el CEDIB a razón de su carta de Alegaciones enviada al Estado boliviano, el Relator afirmó que “Bolivia se ha convertido en el centro de tráfico de mercurio hacía la minería ilegal en otros países”.

A lo largo de estos años han sido constantes las denuncias de un incremento acelerado de actividades mineras en áreas protegidas y territorios indígenas de Bolivia, a lo que se suma la inacción de instituciones y autoridades para el control y sanciones de dichas operaciones.

Las zonas más afectadas por estas actividades mineras y el uso irracional de mercurio están en los departamentos de La Paz, Beni y Pando, donde habitan un gran número de pueblos indígenas.

La audiencia ante la CIDH en la que participarán el CEDIB y CONTIOCAP será este lunes 14 de marzo.
//ANF