Niño de tres años, primera víctima de infanticidio

Un niño de tres años que murió golpeado por su padre biológico y su madrasta en una comunidad en el límite fronterizo entre Cochabamba y Potosí se convirtió en la primera víctima de infanticidio en ese departamento, informó el comandante departamental de la Policía valluna, Rubén Lobatón. El hecho sucedió el 28 de enero, cuando el menor de edad fue golpeado por su padre hasta morir. El cuerpo del niño fue enterrado en una comunidad del norte de Potosí, sin embargo la madre biológica denunció el caso ante la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc) de Cochabamba que inició las investigaciones hasta dar con la pareja que mató al infante.

“El menor falleció por un edema cerebral, un traumatismo encéfalo craneal cerrado el cual se debe a los golpes que sufrió en las extremidades, la espalda y el tórax”, señaló el coronel Lobatón en conferencia de prensa.

En su defensa, el padre biológico indicó que su hijo se cayó de un árbol, pero aquello fue descartado por los evidente golpes y traumatismos que presentaba el niño de tres años de edad.

La pareja fue aprehendida por la Policía y se espera la imputación por parte de la Fiscalía.

El infanticidio en Bolivia se penaliza con 30 años de privación de libertad sin derecho a indulto.

Pagina Siete.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Lee más