FmBolivia
Radio FmBolivia

Grietas en el MAS se expresan al menos en siete señales

7

Obtenga actualizaciones en tiempo real directamente en su dispositivo, suscríbase ahora.

Las grietas en el Movimiento Al Socialismo (MAS) se expresan al menos en siete señales. Éstas van desde el pedido -sin éxito- de Evo Morales al presidente Luis Arce de mejorar su gabinete, hasta lo que expuso de forma reciente Álvaro García Linera, acerca de que hay dos liderazgos en el MAS, uno político y estatal (Arce) y otro social (Morales).

El tema cobra vigencia a partir de dos elementos. El primero, precisamente, relacionado con el análisis del vicepresidente sobre los liderazgos en ese partido; y el segundo, que está vinculado con las declaraciones recientes del presidente del Senado, sobre que la gente está un poco cansada de cumbres.

1 Cero cambio de ministros: Infructuoso resultó el pedido de Morales al presidente Luis Arce de ajustar su gabinete. Aquella demanda, que también fue exteriorizada por ciertos sectores del MAS, no tuvo incidencia, dado que el equipo del jefe de Estado se mantuvo intacto.

“Es importante que el hermano Lucho mejore su gabinete. A mí me han sorprendido algunos ministros que dicen: ‘Yo no soy político, soy técnico’. A uno de ellos lo conozco, ni siquiera es técnico (…)”, manifestó Morales en un encuentro con sectores del MAS, el 30 de diciembre de 2021.

Sin embargo, el 22 de enero, Arce no ajustó su gabinete, aunque el 11 de febrero acordó con el Pacto de Unidad realizar “evaluaciones permanentes”.

2 Viceministro cuestiona al “Jefazo”: Freddy Bobaryn, viceministro de Coordinación y Gestión Gubernamental, publicó el 16 de enero el artículo El síndrome de hubris y la lucha por el poder, en el que entre otros detalles refiere cómo “el entorno, que justificó teóricamente la indispensabilidad de la presencia del ‘jefazo’ como única garantía de unidad en el país, se equivocó”.

También señala que en el MAS hubo purgas y persecuciones internas, que procuraron “deponer” a David Choquehuanca, hoy vicepresidente, por el temor a que éste desplace a Morales. Por ello -subrayó- se siguen orquestando ataques sistemáticos en busca de desprestigiarlo.

El artículo generó enojo en personas cercanas a Morales. El diputado Héctor Arce dijo al viceministro “malagradecido” y le pidió su renuncia “por faltarle el respeto” al expresidente. No obstante, aquello no ocurrió.

3 Evo cuestiona a un viceministro: En su discurso por el aniversario de la Coordinadora de las Seis Federaciones del Trópico, Morales se quejó en público frente a Arce de que el viceministro de Justicia, César Siles, se sumó en 2020 a la demanda de inhabilitación de su candidatura al Senado.

“Hermano Lucho, tengo que quejarme públicamente. No es posible que un viceministro, viceministro de Justicia, se sume a las demandas de Murillo y Ortiz. No puedo entender. Ese viceministro, hermanas y hermanos, había gestionado para inhabilitarme como candidato a senador”, aseguró Morales.

El exmandatario también acusó a Siles de liberar “a la gente que estaba detenida, que nos hizo tanto daño”, el 29 de noviembre de 2021, cuando la marcha que lideró arribó a la sede de Gobierno. Si bien Morales no aclaró a quién se refería, esa jornada un juez determinó la libertad condicional de Gabriela Zapata, expareja de Morales, quien fue condenada por el caso CAMC.

4 Temor a ser implicado: Morales, durante el festejo de la organización cocalera, también expresó su temor a que lo impliquen en narcotráfico, y abrió la posibilidad de que incluso funcionarios del Gobierno puedan estar detrás de ese objetivo.

“Estamos informados cómo quieren implicarnos con el narcotráfico. Sólo quiero decirles: será la derecha boliviana, será la Policía Boliviana o serán algunos compañeros también de nuestro gobierno queriendo implicar a Evo con ese policía (Maximiliano Dávila) que está detenido”, aseguró el exmandatario frente a varios cocaleros y Arce.

Dávila, que es investigado por la DEA y cuyo nombre figura en un pliego acusatorio en Estados Unidos por tráfico de drogas y armas, fue director de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Narcotráfico durante la gestión de Morales. Fue detenido el 22 de enero en Villazón (Potosí).

5 Posturas sobre invasión a Ucrania: La postura de Morales respecto a la invasión rusa a Ucrania contrasta con la que asumió el Ejecutivo ante la comunidad internacional.

El Gobierno optó por una postura de abstenerse y no ir en contra o a favor de la invasión, a diferencia del exmandatario.

Morales, según las opiniones que hizo públicas desde que todo comenzó, sostuvo que 1) Estados Unidos tiene la culpa de la arremetida de Rusia contra Ucrania (24 de febrero); 2) que no estamos frente a una invasión, sino en un escenario en el que Moscú sólo sienta soberanía (27 de febrero); y 3) que Rusia no invade, sino que se defiende de la expansión de la OTAN y Estados Unidos (1 de marzo).

En cambio, el Ejecutivo, el 24 de febrero, emitió un pronunciamiento en el que llamó a la paz entre las partes, aunque no condenó la invasión. El 1 de febrero, el embajador de Bolivia ante Naciones Unidas, Diego Pary, expresó el rechazo de Bolivia a “todas las invasiones”, incluida la de Ucrania, aunque un día después la representación nacional que preside se abstuvo de votar a favor de la resolución que exige el alto a la invasión rusa y pide el retiro de tropas.

6 Contraste en torno a cumbre judicial: No pasó inadvertido el contraste que provocó la reciente declaración del presidente del Senado, Andrónico Rodríguez, en torno a las cumbres judiciales. El legislador, que es cercano a Morales, sostuvo que “la población está un poco cansada de cumbres, comisiones, reuniones, cumbres y más cumbres”. Aquella postura desentona con el impulso que da el Ejecutivo a la cumbre judicial, prevista para este mes.

Al comenzar el año, el 3 de enero, el propio Arce confirmó la cumbre judicial y expresó su compromiso para lograr una reforma en ese ámbito. “Éste es el compromiso que tenemos: hacer realidad una reforma judicial que deje de ser un discurso y se convierta en hechos concretos”, manifestó entonces.

7 Dos liderazgos en el MAS: Álvaro García Linera, exvicepresidente, sostuvo una entrevista con una agencia internacional. Identificó que en el MAS hay una separación entre el “liderazgo político y estatal” (Luis Arce y David Choquehuanca) y el “liderazgo social” (Evo Morales), lo que podría manifestarse en candidaturas separadas en los próximos comicios.

“Teóricamente, tienen la posibilidad (Arce y Choquehuanca) de que pudieran plantear su candidatura en 2025 y tienen todo el derecho a hacerlo (…), lo que pasa es que no sabemos cuál será la posición de ellos en término de las elecciones, si serán candidatos dentro del MAS o no lo serán”, expresó.

30 DE DICIEMBRE

Evo pidió a Arce que “mejore su gabinete”, pero el mandatario no cambió a nadie.

Pagina Siete.

Obtenga actualizaciones en tiempo real directamente en su dispositivo, suscríbase ahora.

Comentarios
Cargando...

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Lee mas