Minería, transporte y construcción impulsan reactivación de Oruro

El 2020, la economía de Oruro fue la más golpeada por la pandemia y las medidas asumidas para evitar su propagación, la minería, la construcción y el transporte fueron los más afectados, y ahora los minerales tomaron relevancia por los precios altos en el mercado internacional e impulsan la reactivación del departamento y del país, por las ventas alcanzadas, según economistas y empresarios.

La minería pesa en Oruro, y el sector empresarial busca aumentar la oferta y ofrecer valor agregado para aumentar los recursos para el departamento y el país, pero el descuido de las autoridades en la elaboración de políticas para este sector, no permitió subir la producción de minerales, y aprovechar la coyuntura internacional.

La presidenta de la Federación de Empresarios Privados de Oruro (FEPO), Elvira María Valdez Alcázar de Velasco, dijo que todos los sectores de la economía del departamento trabajan para impulsar la economía de la región.

Oruro celebra 241 años del grito libertario, encabezada por Sebastián Pagador en 1781, cuya gesta pasó como una de las más importantes de la región.

La titular de la FEPO aseguró que como orureños trabajan para reactivar la economía y el sector minero para generar recursos para la región y el país.

Van en busca de aumentar las exportaciones de la materia prima, y en el mediano plazo vender productos con valor agregado, para generar divisas, reflexionó.

Mientras tanto, El economista y docente de la Universidad Técnica de Oruro (UTO), Ernesto Bernal, dijo que el 2020 el departamento fue el más golpeado por la pandemia, por las medidas asumidas, y los tres sectores más afectados fueron la minería, la construcción y el transporte.

El Producto Interno Bruto (PIB) registró una cifra negativa de -19,12 % en 2020, y todavía no se cuenta con datos del 2021, pero se observa una recuperación gracias a la minería, que tuvo un crecimiento importante, señaló.

Pero también fueron afectados los sectores intermedios, como hoteles, restaurantes, que cayeron entre 20 % a 35 %, y la minería que habría llegado a 30 %, y en 2021 se observa un crecimiento aunque no se tenga datos todavía, agregó.

Considera que la minería ayudó a la economía de Oruro por su alta participación en el PIB departamental, que en cifras representa 25 %, pero la no aplicación de políticas en apoyo a este sector, evitó aumentar la producción y oferta.

Recordó que el estaño, por ejemplo, se cotizó en el mercado internacional en aproximadamente 15 dólares la libra fina.

Calificó como error de las autoridades departamentales, el bajo aprovechamiento de los precios internacionales de las materias primas, debido a la falta de políticas para aumentar la producción en favor del departamento.

Empresarios

Mientras tanto, la presidente de los empresarios orureños adelantó que buscarán reactivar el comercio y trabajar con entidades públicas para restringir el contrabando, y reducir el ingreso de productos de países vecinos.

Reconoció que no son competitivos frente al ingreso de mercadería de contrabando, es por ello que sugiere que el Gobierno tome el control en las fronteras y fomento del comercio en Oruro.
A parte del comercio, también plantean impulsar la agricultura, en especial la quinua, y la ganadería camélida, sostuvo.

Explicó que el 2021 ordenaron la casa, y se creció regularmente, y para esta gestión tienen buenas perspectivas para seguir creciendo y aportando al desarrollo de la economía departamental.

Dijo que consultaron a todas las cámaras empresariales, y todos son optimistas en seguir trabajando en favor de Oruro, con el objetivo de reactivar la economía.

Carnaval

Por otra parte, la ejecutiva de la FEPO resaltó el Carnaval de Oruro, que se realizará dentro de tres semanas, por el movimiento económico que genera para los hoteles, gastronomía, bailarines, turismo y transporte.

Mientras para Bernal la actividad de carnaval es un ingreso estacional de una o dos semanas, y genera ingresos a los propietarios de las graderías y también para el sector informal, y mucho más para los auspiciadores.

Una estimación del movimiento económico que genera, está en el orden de 4 a 7 millones de dólares, pero gran parte de los recursos no se quedan en Oruro, sino que se van a La Paz por las empresas turísticas.

«No tiene mucho impacto en el PIB», dijo a tiempo de indicar que es un ingreso importante pero estacional, y que lo más importante para la región son la minería, el comercio y el transporte.

Es por ello que el economista recomienda que el Gobierno central y departamental, deban priorizar la minería; ya que la promoción de quinua y carne de llama no tuvo el impacto esperado, y por ello no dio resultado la política de productos no tradicionales.

DATOS

Para el periodo 2020, el PIB del departamento de Oruro llegó a 1.670 millones de dólares. Por efecto de la pandemia del covid-19 casi todas las actividades registraron variación negativa, con excepción de servicios de la administración pública, que registró 2,18 %, y una participación del 27,40 %.

El Diario.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Lee más