Extremista pena por matar un can

1

El ministro de Gobierno, Carlos Romero, considera que la sanción aplicada a una mujer de 72 años de edad, acusada de envenenar a un perro es «radical». La autoridad señala que la justicia debe ser «proporcional» y no favorecer a quienes tienen dinero y desamparar a «personas vulnerables».

Una justicia proporcional. “La justicia tiene que ser proporcional y obviamente que en este caso el hecho no da para una sanción tan radical”, dijo Romero, que ayer inauguró una cámara Gesell en la ciudad de Santa Cruz. Al ser consultado por el caso de Antonia Apaza, mujer de 72 años de edad, que padece diabetes y es de escasos recursos, acusada de envenenar un perro de raza caniche en medio de un conflicto entre inquilinos.

Delitos mayores son protegidos. “En este caso puede haber responsabilidad civil y penal, pero no parece proporcional al hecho. Muchos casos han favorecido a narcotraficantes y protección de gente vinculada a delitos graves y secuestros. No vemos una justicia conmutativa, equilibrada y proporcional con las penas”, agregó Romero.

La familia apela al fallo. Judith Quispe (22) hija mayor de la acusada, realiza los trámites necesarios para apelar la decisión del juez y evitar que su madre termine en Palmasola. Un grupo de vecinos apoya esta causa y señalan que por detrás de ellos está uno de los herederos del terreno donde viven 8 familias alquilando habitaciones en la zona del mercado La Ramada en al ciudad de Santa Cruz.

4 Días
Permanece detenida Antonia Apaza, aguardando la apelación.