Menores con VIH-Sida sufren abandono

Infantes que registran Virus de Inmunodeficiencia Adquirida (VIH-Sida), suelen ser abandonados por sus progenitores y familiares, aspecto que preocupa a la instancia médica que sigue su tratamiento.

En el Hospital Boliviano Holandés, el aumento de estas atenciones de niños y niñas con VIH-sida de siete a más de 30, no solo es un registro que preocupa a las instancias médicas, sino que ahora la Unidad de Trabajo Social observa que muchos de estos menores quedan en el abandono por parte de sus progenitores, luego de internarlos con diferentes patologías.

“En el caso de la menor de quien le describí, las complicaciones de salud, por ejemplo el padre es quien fallece con Sida y su mamá consume drogas, inhalantes en la Ceja y en la actualidad está embarazada de su segundo hijo, directamente la abandonó a la menor en el centro de salud”, detalló el especialista infectólogo pediatra, Jaime Rada.

Para Rada, la población de alto riesgo, de donde se irradia el VIH-Sida de forma descontrolada, es directamente de la población en condición de calle, quienes por el modo de vidas y a consecuencia de los efectos de inhalantes, como thinner, alcohol u otras drogas, las adolescentes eligen la prostitución clandestina donde llegan a ser infectadas y al no realizarse sus controles médicos, pasan de VIH a ser pacientes con Sida en un tiempo de cinco años.

Este grupo social de alto riesgo, de acuerdo con Rada, no solo llega a ser infectados con VIH, sino que al no realizar su tratamiento médico con retrovirales, continúan teniendo hijos que nacen infectados.

“Incluso hay gente que acepta tener relaciones sexuales con este grupo en condición de calle, por lo barato que es y termina infectado, pero no sabe del riesgo, hasta que en cinco años les detectan que es portador de VIH o que ya llegó a Sida”, lamentó.

Este grupo de menores internados presentan varias complicaciones, sobre todo de naturaleza infecciosa, aspecto que permanentemente requiere diferentes análisis y evaluaciones, con la finalidad de poder valorar y definir un tratamiento retroviral que llegue a necesitar el paciente de por vida.

“Por lo tanto, se requiere un amplio conocimiento de los que significa la inmunología, infectológica, porque los pacientes pueden complicarse su situación y ser afectados por otras enfermedades oportunistas, las cuales deben ser atendidas”, explicó Rada.

En la actualidad los niños y niñas detectados con VIH-Sida, pueden ser atendidos al interior de centros de salud de primer nivel, con la posibilidad de permitir la descentralización de estas atenciones, aprobadas por el Servicio Departamental de Salud (Sedes), al ser insuficiente que los mismos sean atendidos solo en el centro de Crvir/ITS-VIH-Sida, ubicado en la Ceja, sino en diferentes centros de salud de primer nivel.

“Ante el aumento de pacientes infectados con VIH-Sida, ha aumentado de forma logarítmica y al ser muchos, estos centros ya no se han podido encargar, al ser insuficientes, de toda la cantidad de pacientes que presentan diagnósticos de haber sido infectados, incluso en el caso de presentarse complicaciones, los mismos pacientes no solo deben ser atendidos en el primer nivel, sino segundo y hasta tercer nivel”, aclaró.

El Diario.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Lee más