Alcaldía habilitó piscinas para lixiviados

3

El alcalde Luis Revilla informó que bajo la administración edil, ayer, fueron habilitadas las piscinas para lixiviados y áreas para residuos peligrosos en el relleno sanitario de Sak´a Churu, con lo que el funcionamiento es regular.

El 21 de agosto entró en funcionamiento el relleno con la habilitación de una primera celda que funciona como un ‘biorreactor’. Esto permite la ‘recirculación’ de lixiviados y la disminución del tiempo de degradación de los desechos. “Ya se han habilitado las piscinas para los lixiviados, ya se han habilitado las áreas para los residuos peligrosos, es decir, todo está funcionando con normalidad en Sak’a Churu”, subrayó la autoridad, en rueda de prensa.

El Alcalde de La Paz aclaró en varias oportunidades que la empresa que operaba en el relleno, Tersa S.A., dejó inconcluso la rehabilitación de la piscina de lixiviados, que fue uno de los motivos por el que se rescindió el contrato.

Otra de las razones para culminar el convenio fue que la empresa acumuló sanciones que superaron el 20 % de la facturación mensual en tres oportunidades: enero febrero y abril. Desde el 2 de septiembre, la Alcaldía se hizo cargo de la operación en Sak´a Churu, tuvo que asumir la rehabilitación de los contenedores para los lixiviados y una celda para patógenos.

En la pasada jornada, el burgomaestre informó sobre la segunda celda que fue instalada para recibir los residuos sólidos por al menos seis meses. En esa línea, la autoridad manifestó también que está a la espera que la Gobernación paceña entregue la licencia ambiental para el relleno transitorio.

La autoridad explicó que se debe “analizar en el fondo” el amparo constitucional que favoreció a la privada sobre la resolución del contrato. Sin embargo, se prevé volver a notificar a la empresa esta decisión de fin del acuerdo.

“Estamos viendo con los abogados las decisiones (a tomar), que en el curso de esta semana no pueden pasar, después del fallo que ha emitido una sala constitucional la semana pasada. El problema es que no nos han comunicado todavía el propio fallo, necesitamos leerlo”, explicó la autoridad.