No corresponde pedir detención preventiva para Santos Quispe

El fiscal de materia, Omar Mejillones, informó ayer que el delito que presuntamente cometió el gobernador de La Paz, Santos Quispe, tiene una pena privativa de uno a cuatro años de prisión, por lo que no corresponde solicitar su detención preventiva.

Quispe fue aprehendido la madrugada de ayer y conducido hasta oficinas de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc), luego de haber sido sorprendido en aparente estado de ebriedad y con bebidas alcohólicas dentro de su oficina.

“Nos llamaron a la medianoche por el ruido que había en la Gobernación, lo hemos pescado en estado de ebriedad y es lamentable que la primera autoridad de La Paz esté en este estado”, afirmó el asambleísta Israel Alanoca, quien transmitió por Facebook el momento en que ingresaron a la oficina de Quispe.

El asambleísta sostuvo que cuando recibieron la denuncia y llegaron al despacho del Gobernador, éste se encontraba encerrado en la oficina junto a otras personas.

Por otro lado, el abogado Raúl Ferreira, que patrocina a Quispe aseguró que la aprehensión de su cliente fue “ilegal” y aseguró que las latas de cerveza que fueron encontradas en su despacho “aparecieron misteriosamente”.

“En esa oficina no existía una sola gota de alcohol, ni una lata, misteriosamente llegan estos funcionarios del DACI (…) junto a la UTOP que no tiene competencias, sucede esto y misteriosamente aparecen las latas de cerveza; esas latas de cerveza no eran del Gobernador», dijo el jurista.

El Diario.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Lee más