Denuncian que descuido del Jardín Japonés no es reciente

1

Los visitantes del Jardín Japonés recordaron que el descuido, ubicado en la calle 8 de la zona de Calacoto no es reciente, sino que data desde hace un año, cuando ya se advertía que las aguas carecían de limpieza afectando a los peces.

Personas que visitaron el Jardín Japonés manifestaron a EL DIARIO que desde hace varios meses es evidente el descuido en el que se encuentra esta área de recreación; en su opinión es notorio el abandono y poca atención que se pone a esta área verde, lo que explica la penosa situación de las aguas y los animales que moran en el lugar.

El domingo pasado, a través de las redes sociales, la Asociación Amor por los Animales Bolivia (Aplab) mostró imágenes preocupantes que expusieron el descuido de la laguna del Jardín Japonés.

En las imágenes se observaba peces muertos, basura y agentes nocivos para la vida acuática. Varios sectores de la laguna se encuentran con agua oscura, verduzca y viscosa, que dejan muchas dudas sobre las condiciones salubres del lugar.

El año pasado se habrían dado reclamos a la Alcaldía, por el estado de abandono del Jardín Japonés, pero no hubo una respuesta sobre el tema. “Estamos preocupados por esta situación, porque es una pena ver lo descuidado que está esta área verde”, dijo Eduardo Medina, un vecino de la zona.

En opinión de la representante de Aplab, Ana Serrano, es una preocupación el abandono en el que se encuentran los animales; existe un mal manejo del parque y es evidente que falta oxígeno en las aguas, razón por la cual se produjo la muerte de peces, dijo al señalar que los gansos que quedan también están desprotegidos.

EL DIARIO visitó el lugar y pudo constatar que los trabajadores municipales están realizando el cambio de agua de manera manual, pero no con los resultados esperados. Ahora los líquidos contaminados que sacan de la fuente son echadas al mismo jardín, lo que hace temer mayor contaminación en este espacio.

El gerente interino de la Empresa Municipal de Áreas Verdes Parques y Forestación (Emaverde), Carlos Tapia, indicó que aún no se puede argumentar ninguna acusación hasta que no se determine las responsabilidades. De manera inicial se maneja la hipótesis de que el contaminante fue de tipo químico, como algún detergente.

Se presume que en el río Irpavi, habría habido una contaminación del agua. Luego de haber tomado muestras por funcionarios de Emaverde, estas están siendo analizadas en laboratorios.

Luego del incidente la laguna fue llenada con agua potable y de vertiente. Desde el lunes, Emaverde realizó trabajos para bajar la acidez del agua que estaba en 8.2 a 7.5, espetando llegar a al punto estable que es 7.

La falta de oxígeno en el agua por la contaminación, provocó que la mitad de peces carpa mueran, es decir 35 especímenes. Mientras que 28 fueron trasladados a la laguna de Cota Cota y los restantes están en la fuente de la Florida; respecto a los sapos y ranas no se registraron pérdidas, indicó Tapia.

El Diario.