Jóvenes pisacoca presumen de su actividad ilegal en TikTok

Arduo y riesgoso, pero al final recompensado por elevadas sumas de dinero, destinadas a la compra de vehículos y “placeres de la vida nocturna”. Así los denominados “pisacoca” presumen lo que para ellos es su “trabajo” que, según publicaciones en redes sociales, desarrollan sus actividades en el trópico de Cochabamba.

En videos de la aplicación TikTok y al ritmo de reguetón, varios usuarios muestran parte de su rutina en el proceso de presunta elaboración de droga. “Son colegiales con la idea del dinero fácil y no son conscientes de los delitos que cometen y el riesgo que corren”, advirtió un efectivo policial a Página Siete.

“Ya vamos a los 320 paquetes, tenemos que completar los 700”, publicó en un video el usuario “Fortunato737, Colorits.fortu45”, en alusión a la presunta elaboración de ladrillos de pasta base de cocaína. El perfil del joven tiene 1.509 seguidores, 4.367 “me gusta” y él sigue por la misma red social a 98 personas.

“En el trabajo de la 1008”, dice el sello de otro video publicado el 25 de enero por Fortunato737. 1008 es el número de la Ley de Régimen de la Coca y Sustancias Contraladas en Bolivia.

En las imágenes se observa a siete jóvenes que trabajan alrededor de un galpón rústico sin paredes en medio del monte. En pantalones cortos y poleras todos se muestran alegres y empeñados en su tarea.

Uno de ellos vacía sacos de hoja de coca en una máquina que las pulveriza y que se acumulan sobre lonas, otros dos acomodan la carga. En el otro extremo, con esfuerzo, dos más baten con palos una mezcla al interior de tanques de agua adaptados como turriles.

Ninguno de ellos aparenta ser mayor de 22 años. Es más, según el historial de videos, el usuario aún era estudiante de colegio en 2021 y en varias fotos aparece con uniforme de la banda escolar.

Los videos relacionados a la aparente elaboración de droga datan del 25 de enero, el más reciente, y del 22 de octubre de 2021, el más antiguo. En su misma cuenta publicó imágenes en centros nocturnos y durante viajes que hacía a la capital.

Otro usuario es Jheysonflores6, cuenta con 2.041 seguidores y 8.487 “me gusta” en su perfil. En una publicación de TikTok uno de sus compañeros revuelve el polvo de coca con los pies sobre una extensa lona. En otro video, del 22 de octubre de 2021, al ritmo de Danza Kuduro, muestra billetes de 100 bolivianos, dos proyectiles, un reloj, una cadena dorada y un crucifijo extendido sobre una mesa.

Los videos muestran cómo los jóvenes transportan sacos de coca por un río o en camioneta por sendas oscuras. Estas tomas se intercalan con escenas de consumo de bebidas alcohólicas en discotecas, fragmentos de novelas mexicanas de narcos y un concierto de reguetón en un local de Ivirgarzama. “Valió la pena pagar (Bs) 70”, añade Jheysonflores6 en esa publicación.

Consultados sobre estos videos en TikTok, oficiales de la Policía señalaron que por los datos en las publicaciones el material fue elaborado por jóvenes de Ivirgarzama, en el trópico de Cochabamba. “En esa zona, para ellos es lo más natural lograr dinero de esta forma. Son colegiales con la idea del dinero fácil y no son conscientes de los delitos que cometen y el riego que corren. Salen bachilleres, se aventuran a estas actividades y las publican como grandes hazañas”, lamentó un uniformado.

“Para que vean que los sueños se hacen realidad, nada es imposible, hasta hoy hemos podido lograr más de lo que esperábamos”, se oye de fondo en un video publicado por el usuario Yherland Tapia el 14 de octubre de 2021. En las imágenes ostenta dos minibuses y un vehículo blanco de lujo.

“Es igual que en San Julián, San Matías o pueblos de Beni, desde donde salen las cargas de droga en avionetas. Son negocios cotidianos en los que están involucrados los pobladores. Es un gran riesgo investigar en esas zonas y más aún tratar de intervenir esta actividad, todo el pueblo podría linchar (a policías) y quemar cuarteles, como pasó antes (en San Julián)”, refiere un militar de la Fuerza de Tarea Conjunta (FTC) desde el trópico cochabambino.

Tanto policías como militares coincidieron en afirmar que estas actividades no pueden ser controladas por el Gobierno, porque están encubiertas “por sindicatos y dirigentes políticos”, si son cuestionados por pobladores, se encargan de acallarlos y amedrentarlos; se dieron casos, dicen, en que echaron de sus casas a familias enteras.

“Además, gran parte de los ingresos económicos de estas familias y comunidades parecen girar en torno de este negocio, quienes viven en las poblaciones cercanas comercian insumos para poner en pie las fábricas de droga, almacenan los precursores y la alimentación de estos jóvenes trabajadores genera otro ingreso. Por último, cargados de la emoción y el dinero, los muchachos salen en busca de lugares dónde gastar su paga”, lamentó un uniformado.

“Desde que empecé en el narcotráfico, así he resuelto mis problemas, al que se pone al brinco le meto un pinche plumazo. Muerto el perro, se acabó la pinche rabia ¿me ha ido mal?”, se escucha de fondo en otro video publicado por el usuario “j…..f8, âmâró”, que tiene 1.277 seguidores en TikTok. En la imagen ostenta los fajos de billetes de 100 y 200 bolivianos.

“Si nos meten proceso será un orgullo”, es la respuesta de Fortunato737 a otro usuario que le escribió: “Fortunato será desafortunado”. Los comentarios contrastan entre advertencias y denuncias, solicitudes para trabajar y recomendaciones para que no muestre los rostros de sus compañeros y palabras de apoyo.

Entre los centenares de comentarios que recibe cada una de estas publicaciones, hay una que otra etiqueta al Ministerio de Gobierno, Policía Boliviana e incluso el FBI (del departamento de Seguridad de Estados Unidos). “Por dinero se arriesga”, explica el usuario @Jheysonflores6 en uno de sus comentarios, pues según él cada día el sueldo supera los mil bolivianos.

Aunque muchos de los videos se reproducen al ritmo del reguetón o cumbia, también destaca la música andina. Ésta suena mientras ellos recorren las carreteras del país en vehículo o lanchas e incluso cuando realizan las mezclas de su producto.

Todos los jóvenes responden con la misma tónica heroica cuando reciben advertencias sobre el peligro de sus publicaciones, pero algunos sólo desactivan los comentarios.

Son colegiales, no son conscientes de los delitos que cometen y el riego que corren. Se aventuran y publican esto como grandes hazañas

Policía del Chapare

Desde que empecé en el narcotráfico, así he resuelto mis problemas, al que se pone al brinco le meto un pinche plumazo

Fuente: Pagina Siete

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Lee más