Vecinos exigen obras grandes para su zona

Dos obras grandes, como el embovedado del río Phonk’orito y la implementación de asfalto rígido en la avenida Héroes del Gas son la preocupación de los vecinos de la urbanización 5 de Julio II, del Distrito 7, donde más de 2.500 habitantes exigen a las autoridades del Gobierno central y el Municipio de El Alto, que hagan efectivas estas dos construcciones que hacen mucha falta a la vecindad de esta zona que se encuentra al norte de esta ciudad.

En un visita de EL DIARIO a esta urbanización se pudo evidenciar que efectivamente estas dos obras son la prioridad de los vecinos, debido a que en el caso de la avenida Héroes del Gas, está completamente abandonada, a pesar de su importancia por la extensión que tiene la misma que conecta con varias zonas de este distrito y parte del 14, en el sector bajo.

Mientras que el río Phonk’orito es la preocupación de sus habitantes, debido a que se acerca la época de lluvias y este se convierte en un verdadero riesgo de rebalse y la inundación de las casas como en años anteriores ha sucedido, pero sin consecuencias fatales, son solamente los propios vecinos los que toman sus recaudos de prevención sin la participación del Municipio como debe ser en este caso la Subalcadía de este distrito.

La preocupación de los vecinos de base junto a su directorio a la cabeza de Hipólito Quispe, han efectuado todas las posibilidades de que alguna instancia gubernamental o del Municipio de esta ciudad pueda hacer realidad estas dos obras, pero solo han quedado en promesas que a la fecha las mismas continúan abandonadas.

“Hemos recurrido a muchas instancias del Gobierno central como la misma Alcaldía de El Alto, pero a pesar de los compromisos que hicieron, ninguno ha podido cumplir hasta la fecha, por eso es que estamos preocupados, porque la construcción de esta dos obras es muy primordial para el progreso de nuestra zona, debido a que en el caso de la avenida es una intersección entre varios otros barrios, mientras que el río dejaría de ser un peligro para nosotros”, manifestó el dirigente.

Debido a que la urbanización no cuenta con un apoyo económico como parte del Plan Operativo Anual (POA), zonal, no tiene la posibilidad de construir sus cordones de acera tal como debe ser, porque el monto de Bs 40.000 es insuficiente, el mismo solo alcanza para algunas otras pequeñas obras y no para todas sus necesidades.

Sin embargo, existe la esperanza de que un cuarto ajustado, que está programado por parte del Municipio, pueda posibilitar la construcción de estos cordones de acera que son los más importantes en el momento, como requisito para la implementación de varios de los servicios como el mejoramiento de las calles.

“Tenemos que seguir luchando en este caso ante el Municipio, porque no contamos con un POA acorde a nuestras necesidades, además muchas de las obras que fueron compromiso de estas autoridades no se han concretado hasta la fecha, es por eso que nos encontramos en estado de emergencia, ante estas autoridades y no solo ediles, sino del Gobierno central”, finalizó el presidente de la zona, Hipólito Quispe.

CARENCIA DE ALCANTARILLADO SANITARIO

La falta de importantes servicios en esta zona ha hecho que los vecinos se sientan abandonados por parte de las autoridades, porque en el caso del alcantarillado sanitario, muchos son los problemas que pasan los habitantes de la urbanización 5 de Julio II, del Distrito 7, porque a causa de la carencia de este servicio los vecinos continúan utilizando pozos sépticos o finalmente los espacios vacíos son la solución.

Sin embargo, la utilización de estos pozos ciegos genera el riesgo de la presencia de alguna enfermedad, en los menores de edad a causa de la contaminación ambiental que provoca la misma, pero no queda otra salida que correr estos riesgos de salud, porque muy pocas son las posibilidades de la implementación de este servicio.

Otro de los problemas que ocasiona la falta de este servicio higiénico a los habitantes de este barrio, es la inversión económica que significa, donde por lo menos cada tres meses deben contratar los servicio de un cisterna que pueda vaciar los pozos ciegos de cada domicilio, lo que cuesta Bs 180.

En cuanto al módulo policial del cual carecen los vecinos da lugar a la ausencia de efectivos del orden que a falta de este servicio la delincuencia ha proliferado en sus calles, sin que la vecindad pueda hacer mucho para contrarrestar, debido al miedo que tiene a las represalias de los antisociales que suelen aparecer de día y de noche en este barrio.

En el momento este barrio cuenta con áreas de equipamiento que puede posibilitar la construcción de un módulo policial, pero el factor económico es uno de los problemas que tienen sus habitantes, porque el apoyo económico que reciben del Municipio es insuficiente para este cometido.

“A causa de este problema, lo único que hacemos es defendernos como podamos de los antisociales que asechan nuestra zona, para lo cual nos organizamos en cada calle para darnos la voz de alerta con petardos y pitos en caso de la presencia de alguna persona extraña en nuestras calles, pero no siempre es efectivo, porque los ladrones de dan modos para delinquir en nuestro barrio, dijo el presidente de la zona, Hipólito Quispe.

SONDEO DE OPINIÓN

FERNANDO MACUCHAPI

Lo más importante en este momento, para nosotros, es la construcción de nuestros cordones de acera, porque sin eso no podemos realizar ninguna otra obra como el alcantarillado ni las mejoras de nuestras calles que se encuentran todas de tierra, a causa de la falta de un apoyo económico por parte del Municipio.

Pedimos a las autoridades que de una vez por todas puedan construir la venida Héroes del Gas, que por su importancia es de extrema necesidad y no solo para nosotros, sino para otras zonas que colindan.

MARÍA COPA

Pedimos a las autoridades el mejoramiento de nuestras calles, porque ya se acerca la época de lluvias y es donde mayores problemas se presentan llegando a convertirse en un barrial con el riesgo de la integridad física para todos nosotros además de nuestros hijos que van a colegio.

Tampoco tenemos seguridad ciudadana, porque no podemos hacer construir un módulo policial que posibilite la presencia de efectivos del orden, porque hay mucha delincuencia en nuestra zona y por las noches porque no tenemos buen alumbrado público.

HIPÓLITO QUISPE

Lo que más nos preocupa, es la falta de luminarias en nuestras calles, porque la oscuridad ha hecho que la delincuencia se incremente en nuestra zona, además a pesar de los pedidos de sustitución de algunos focos quemados a la Subalcaldía no siempre es inmediato.

No podemos construir un módulo policial, porque nuestro POA es insuficiente, es otro de nuestros problemas, a pesar de que contamos con espacio para la infraestructura, y eso hace que nuestras calles se conviertan en un verdadero peligro.

El Diario.

Publicidad