Rubén Costas promulgó Ley de Pausa Ambiental

Santa Cruz.- El gobernador cruceño Rubén Costas promulgó la Ley Departamental N° 181 “Declaratoria de Pausa Ambiental”, siendo esta una de las principales medidas para salir de esta situación de desastre que está atravesando el departamento con los incendios forestales. La Ley tiene el objetivo de conservar el Patrimonio Natural y prevenir mayores dificultades sociales y ambientales en Santa Cruz.

“En estos años siempre he contado con el apoyo responsable de la Asamblea, aprobando leyes estructurales, respaldando políticas públicas y proyectos de desarrollo, o cooperando en las situaciones de emergencias que hemos superado”, enfatizó el Gobernador, al destacar que fue una decisión unánime de los asambleístas el aprobar este proyecto de ley que responde a las exigencias del momento.

Con la entrada en vigencia de esta ley se prohíben nuevos asentamientos humanos en las áreas afectadas por los incendios y sus zonas de influencia, se prohíbe el cambio de uso de suelo, inmovilizándose la zona afectada, se suspende las quemas y desmontes, y se prohíbe la caza y comercialización de los productos generados por los incendios. Son medidas que buscan paliar los daños y evitar que los incendios recrudezcan.

De igual manera, dijo que el Modelo Social de Desarrollo en el cual se ha estado trabajando durante los últimos años para lograr la universalización de servicios básicos, ayudas sociales e infraestructuras para sacar a comunidades del aislamiento, debe estar estrechamente ligadas con la causa ecológica para lograr tener un ambiente limpio y un crecimiento económico sostenible, y para lograrlo se necesita una alianza estratégica entre gobiernos, sociedad civil y sector privado.

Es en este sentido que la ley 181 que entra en vigencia a partir de la fecha, crea el Comité Interinstitucional “Bosque Cruceño” para acompañar el plan departamental de restauración que remedie los daños que han ocasionado los incendios; el mismo deberá contar con objetivos audaces que otorguen certidumbre sobre el futuro y devuelvan su plenitud a la Chiquitania. “La Chiquitania es una parte del pulmón de la humanidad, y por eso, este es un momento crítico para los cruceños y los bolivianos. De lo que seamos capaces de hacer como departamento y como nación dependerá el futuro de Bolivia”, acotó.

Publicidad