Reclutamiento del primer escalón de 2019

Luego de 4 días de permanecer formando largas filas para el reclutamiento de la categoría 2019, primer escalón, varios se encuentran a la espera de acceder a las instancias militares acantonadas en la ciudad de El Alto, como el Regimiento Ingavi y la Fuerza Aérea Boliviana (FAB) a partir de hoy.

De acuerdo con la información conocida mediante autoridades militares, se tiene previsto que aproximadamente 20.000 jóvenes comprendidos entre las edades de 18 a 22 años, podrán ser parte de este primer escalón de la presente gestión, están contemplados los cupos para 188 damas, en todos los recintos militares del país, siendo que el reclutamiento será hasta el 27 de febrero.

El reclutamiento militar está destinado a las tres fuerzas que tiene el país como el Ejército, Fuerza Aérea y la Armada Boliviana, siendo un deber constitucional para todos los jóvenes en edad militar, donde también en la oportunidad podrán ser parte de las Fuerzas Armadas las damas, que se implementó desde la pasada gestión, que comprenden entre estas edades, pero de manera voluntaria.

En el caso de los jóvenes que comprenden los 17 años de edad, de forma obligatoria deberán presentar una autorización de sus progenitores, debido a que la edad de manera normal es de 18 a 22 años, para damas y varones.

Como principales requisitos para el reclutamiento, los interesados deben presentar: Certificado de Nacimiento original y actualizado, más dos fotocopias. Cédula de identidad original vigente y dos fotocopias. Contar con 18 a 22 años de edad.

Producto de la demanda que significa esta actividad entre los jóvenes comprendidos en edad militar, en el caso de la Fuerza Aérea Boliviana, acantonada en la avenida Juan Pablo II de la ciudad de El Alto, muchos jóvenes lograron pernoctar en largas filas desde el pasado sábado, con la seguridad de optar de forma segura a un cupo para prestar su servicio militar.

Muchos de ellos agrupados de seis o más conformaron carpas, para cubrirse del frío y la lluvia, pero que de igual forma fue un sacrificio que termina hoy al iniciarse el reclutamiento.

Los jóvenes afirmaron su deseo por prestar el servicio militar e iniciar una nueva etapa de su vida ha hecho que estos cuatro días de permanecer a la intemperie, no sea tan sacrificado, quienes para mitigar el tiempo y el hambre optaron por ellos mismos permanecer dentro de las carpas instaladas.

Muchos padres de familia junto a sus hijos también fueron parte de esta larga espera, quienes de la misma forma permanecieron durante los 4 días, carpas en las que instalaron colchones, camas y otros enseres para esta larga espera de lograr un cupo para sus hijos.

El Diario.

Publicidad
FmBolivia