Controversias antes de implementación del SUS

Antes del anuncio de la implementación del Sistema Único de Salud (SUS), los médicos pusieron en evidencia la precariedad de los hospitales; esta situación enfrenta el complejo hospitalario de la zona de Miraflores, donde se pudo notar la crisis que atraviesa el sistema de salud.

Junto a medios de comunicación social, los médicos realizaron el recorrido por varios hospitales públicos, con la finalidad de denunciar la falta de equipamientos, infraestructura, recursos humanos y exigir mejores condiciones para el sistema de salud.

Ante esta situación, en septiembre de 2018, el presidente Evo Morales anunció que la implementación del SUS se realizaría desde el 2019, el mismo que será financiado con el Tesoro General de la Nación.

En la oportunidad, el mandatario expresó: “Vamos a implementar desde el próximo año el Seguro Universal de Salud gratuito con recursos económicos del Tesoro General de la Nación, con la plata fiscal, y no con la plata de los trabajadores”.

Gobierno organizó encuentros departamentales para recoger las sugerencias y escuchar demandas de sectores sociales de los diferentes eventos se ausentaron los médicos, porque exigían encuentros en la que se traten temas técnicos.

DIÁLOGO

Los médicos y el Gobierno se reunieron en varias oportunidades y en todas el diálogo fracaso, pese a ello se continuó con el trabajo rumbo a la implementación del SUS. El exministro Rodolfo Rocabado visitó los hospitales públicos del país recogiendo las demandas de los profesionales en salud.

En ese entonces, la exautoridad se comprometió a la mejora de las condiciones para la implementación del SUS, sin embargo, hasta la fecha (a menos de dos semanas para la implementación de la gratuidad de salud) no hubo modificaciones ni mejoras en los hospitales públicos.

Los médicos cuestionaron el presupuesto asignado (200 millones de bolivianos) por el Gobierno, argumentando que no sería suficiente ni sustentable para el seguro de Salud y exigiendo el incremento de al menos el 10 % del presupuesto.

En respuesta a ello la ministra de Salud, Gabriela Montaño, garantizó el financiamiento y sostenibilidad para la implementación del SUS, los mismos serán financiados con recursos provenientes del Tesoro General de la Nación.

LEY MODIFICATORIA

En ese marco, se inició el tratamiento de la ley modificatoria No. 475 de prestaciones de servicios de salud integral por la Cámara de Diputados, mientras los médicos eran convocados al diálogo en Cochabamba por el Gobierno, donde se acordó la paralización del tratamiento para realizar un debate entre sectores y encontrar acuerdos, sin embargo el encuentro no logró ni un consenso.

En ello, el Colegio Médico presentó una propuesta para el “Sistema Boliviano de Salud”, en la que se propone cuatro formas de financiamiento, a través del cobro de impuestos a la hoja de coca, bebidas azucaradas y al tabaco.

Tras conocer que el Gobierno busca la transferencia de los hospitales de tercer nivel dependiente de las gobernaciones, se alertó sobre el riesgo de que se pierdan las autonomías.

El viceministro de Salud, Álvaro Terrazas, descartó la vulneración de autonomías siendo que sólo se busca un acuerdo entre partes.

Lamentó la negativa de la Gobernación de Santa Cruz para transferir los hospitales de tercer nivel, cuando se remitió el “convenio intergubernativo” se hizo con la posibilidad de replantear el tema.

IMPLEMENTACIÓN

Terrazas aseguró que la implementación es paulatina y que por el momento se está ampliando la cobertura para que la población no pague por una atención en Salud. Las medidas que se adoptan son de corto, mediano y largo plazo.

Entre las medidas de corto plazo se tiene un plan de reforzamiento para hospitales pediátricos, para mediano plazo se tiene la ampliación y creación de nueva infraestructura, la puesta en marcha del Hospital Alto Sur y a largo plazo unidades de oncología.

El Diario.

Publicidad
FmBolivia