Alto de la Alianza pide cumplimiento de obras

Cerca de cumplir sus bodas de oro, la urbanización Alto de la Alianza del Distrito Municipal 3 todavía cuenta con muchas necesidades de infraestructura y espacios, como parques y plazas que pueden ser del beneficio de los jóvenes de esta zona que se encuentra al sur de la urbe alteña, donde más de 3.000 habitantes reclaman a las autoridades una mayor atención en estos y otros temas.

De acuerdo con el presidente de esta zona Rubén Corani, una de las preocupaciones es la construcción de la cancha de césped sintético que había prometido el Municipio a través de la Dirección de Desarrollo Económico, infraestructura que hace tres años ya debería haber estado concluida, pero hasta la fecha no se conoce, a ciencia cierta, cuál será el destino de esta obra, a pesar de haber sido destinado más de un millón y medio de bolivianos para dicha construcción.

“A pesar de que tenía el presupuesto destinado para esta construcción, pero hasta la fecha no conocemos cuál fue el destino, por eso esperamos que para esta gestión ya podamos contar con un monto económico que pueda hacer realidad la tan deseada cancha de césped sintético de nuestros jóvenes y niños de la zona, porque en el momento no contamos con un campo deportivo en nuestra zona, por lo que la juventud prefiere irse a otras zonas o finalmente dedicarse a otras actividades”, afirmó el dirigente Corani.

El presidente de la zona recordó que, de acuerdo con el contrato firmado con la empresa constructora, esta obra ya debería haber sido entregada este mes de febrero, pero a la fecha ninguna autoridad del municipio quiere hablar sobre este tema, según los vecinos, pero que advirtieron que de continuar esta actitud, tomarían otro tipo de medidas de presión para que este campo deportivo sean concluido de una vez por todas.

Otro de los problemas que la zona presenta, y es la preocupación de sus habitantes, es el área de equipamiento que tienen de una superficie de 5.700 metros, la misma que desde hace más de 22 años este espacio estuvo en litigio con los loteadores de ese entonces que al final la urbanización Alto de la Alianza, logró ganar este proceso, por lo cual en el momento este espacio podrá ser utilizado para la construcción de una infraestructura que sea de beneficio para todo este barrio, incluso del distrito.

Con relación a los problemas que se tiene en la unidad educativa que lleva el mismo nombre de esta zona, cuenta con dos ciclos, primario y secundario, los cuales a pesar de los problemas de infraestructura que presenta, alberga a más de 1.000 estudiantes.

Sin embargo, uno de los problemas que presenta, es una de sus construcciones que tiene este colegio, donde existe una infraestructura de 2 pisos, pero que desde hace muchos años, fue construida por uno de los gobiernos municipales pasados, no puede ser utilizada por su mala edificación.

“Es una obra del exalcalde Fanor Nava, no podemos utilizar, porque sus bases no tienen la capacidad de sostener mucho peso, porque están mal los cimientos, en muchas oportunidades hemos intentado subir junto a los alumnos, pero la estructura se mueve por eso que a la fecha está como un elefante blanco”, finalizó el presidente de la zona, Rubén Corani.

DOS POLICÍAS PARA 3.000 HABITANTES

A pesar de contar con un módulo policial que alberga a dos efectivos policiales, los vecinos indican que es insuficiente, debido a que la delincuencia en este barrio se ha incrementado, actitud que solo se intenta contrarrestar alertando con pitos y petardos, debido a la falta de cámaras de seguridad que se comprometió implementar el Municipio.

El presidente de la zona Rubén Corani, recordó que hace varios meses atrás existió la posibilidad de implementar en algunas calles de este barrio ocho cámaras de vigilancia, mediante un compromiso tanto del Comando Regional de la Policía como el mismo Municipio en coordinación con la Secretaría de Seguridad Ciudadana, pero hasta la fecha no existe nada de dicho compromiso.

“Lamentablemente, en este tema hasta el momento no tenemos ninguna respuesta por parte de las autoridades que se comprometieron a dotarnos estas cámaras, y cuando exigimos, lo único que hacen es “tirarse la pelotita entre ellos”, es por eso que hasta la fecha no tenemos estas cámaras de vigilancia que tanta falta nos hacen, porque en muchas oportunidades los antisociales ya se entraron a las casas a robar, incluso en pleno día”, aseveró el presidente de la zona, Rubén Corani.

Producto de la falta de estos sistemas de seguridad en las calles de la urbanización Alto de la Alianza, muchos vecinos han optado por instalar en sus domicilios, algunas cámaras de seguridad de manera individual, ya que no existe la respuesta en este sentido por parte de las autoridades policiales ni municipales.

Otra de las decisiones que fue tomada por los habitantes de esta zona del Distrito 3, es cerrar algunas calles con cadenas, por las noches, y de esta manera evitar que vehículos sospechosos puedan ingresar a estos lugares para robar.

“No existe otra forma de prevenir la delincuencia en nuestras calles, para lo cual ponemos inclusive como medida de advertencia muñecos en los postes o de otra manera entre nosotros nos alertamos con pitos y petardos, pero también esto significa que los mismos delincuentes tomen represalias en nuestra contra al saber que estamos alertas a cualquier problema de este tipo”, manifestó el presidente de la zona, Rubén Corani.

SONDEO DE OPINIÓN

GORETTY CALLISAYA

Lo que más necesitamos en nuestra zona para los jóvenes y niños, es la construcción de parques y plazas, así como campos deportivos, porque la falta que nos hace este tipo de infraestructura hace que las personas de estas edades que vayan a otros barrios a jugar fútbol o a recrearse en sus parques y eso es una preocupación para nosotros los padres de familia.

Exigimos a las autoridades municipales y policiales que nos brinden más apoyo en el tema de seguridad, porque la delincuencia se ha incrementado en nuestro barrio.

PONCIANO TORREZ

Uno de los problemas que ha sucedido en nuestra zona, es que la pugna política nos ha dividido a los vecinos, y a causa de esto muchas obras han sido relegadas, siendo que esta actitud afectó más a la juventud, porque no tenemos un campo deportivo acorde a las necesidades, como la cancha de césped sintético que está paralizada su construcción.

En el momento nuestra zona está descuidada a pesar de que en pocos meses más cumpliremos 50 años, pero en la seguridad ciudadana estamos abandonados, existe mucha delincuencia y nosotros solos no podemos hacer nada.

RUBÉN CORANI

En el momento nos hace mucha falta un centro de salud que pueda atender a nuestros vecinos de la manera más adecuada, porque para una emergencia solo acudimos a otros barrios, donde no siempre somos bien venidos, además para este tema tampoco tenemos una infraestructura, a pesar de que hemos intentado implementar en nuestra sede, pero no reunía las condiciones necesarias.

Otro de los problemas que preocupa en la zona es el crecimiento poblacional de la juventud y la niñez, y esto hace que necesitemos más campos deportivos, tema que no es atendido de forma adecuada por las autoridades.

El Diario.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Lee más