Operación Los Andes incluyó un agente infiltrado en Bolivia

La Operación Los Andes es un operativo que realizaron en conjunto la Agencia Antidrogas de Estados Unidos (DEA) y las Policías antinarcóticos de Colombia y Perú en abril de 2021, y que fue el resultado de una larga investigación durante varios meses que incluyó el trabajo de un agente infiltrado en Bolivia.

Seis sujetos acusados de narcotráfico fueron detenidos por conformar la organización internacional dedicada a mover grandes cargamentos de cocaína desde Bolivia y Perú empleando aeronaves de alta gama que salían desde pistas clandestinas en el norte de Bolivia hacia Centroamérica con destino final en EEUU y utilizando a funcionarios oficiales para facilitar el ingreso y salida de dichas aeronaves.

Además de los seis detenidos, la investigación reveló la participación activa en la organización criminal de Maximiliano Dávila, exjefe de la Fuerza de Lucha Contra el Narcotráfico que ofreció protección armada, aeropuertos y toda la logística para el envío de droga.

Los capturados trabajaban de manera articulada y cada uno cumplía una función específica.

IMPLICADOS

Omar Rojas Echeverría, es un exmayor de la Policía que fue dado de baja en 2014, fue agente de la Felcn en Santa Cruz en 2012. Tiene 10 procesos penales por delitos como homicidio, lesiones graves, amenazas, asociación delictuosa, organización criminal y legitimación de ganancias ilícitas. Fue aprehendido en Colombia.

Jorge Roca Suárez, conocido por el alias ‘Techo de Paja’, estuvo preso 27 años en Estados Unidos desde 1990 por el delito de narcotráfico. En abril de 2018 estuvo en el penal de San Pedro en La Paz, de donde salió con detención domiciliaria a Santa Ana de Yacuma (Beni). El 9 de marzo de 2021 fue detenido en Lima (Perú).

Jhon Cahuana, las pesquisas de la DEA también muestran a un tercer boliviano con poder e historia delictiva en esta organización, se trata de Jhon Cahuana Barrientos que también se movía con la identidad de César Omar Cuéllar Pérez.

Este boliviano era un hombre fuerte que estuvo vinculado con cinco de los clanes familiares peruanos que operan en el Vraem (Valle de los ríos Apurímac), zona roja del narcotráfico en Perú.

Según la Policía peruana operaba con su hermano Richard Cahuana Barrientos como parte de una red de narcos internacional que llevaba la droga desde Bolivia hacia Estados Unidos, Uruguay y Brasil. Fue aprehendido en Colombia el año pasado.

Los otros bolivianos que son pedidos en extradición por el gobierno de Estados Unidos son: Roberto Moisés Banzer, quien de acuerdo a la investigación de la DEA lo posiciona como la mano derecha de Jorge Roca Suárez. Es sindicado de dirigir las fábricas de cocaína en la zona norte del país y en Perú. Estas fábricas tenían la capacidad de producir 10 toneladas de cocaína por semana.

Jheyson Montaño Fernández, fue detenido en Santa Cruz en agosto de 2012 durante un operativo antidroga. Estuvo preso por algunos meses y luego la justicia lo liberó. Fue hallado con precursores para laboratorios de droga y con cocaína. Cayó junto a sus hermanos Herland y Boyers. En 2015 el tribunal Primero de Sentencia lo declaró rebelde de la justicia y fue aprehendido en Colombia el año pasado.

De esta organización internacional de narcotraficantes que espera la decisión de las autoridades judiciales de Colombia también es parte un peruano que cayó junto a los bolivianos en marzo del año pasado.

Rómulo Ramírez Rodríguez, quien según informes de la DEA lo señalan como parte del equipo logístico de la organización. Es acusado por tráfico de armas y de drogas. (Unitel)

El Diario.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Lee más