En 7 años, la Felcn secuestró más marihuana que cocaína

Entre 2015 y 2021, la Fuerza Especial de Lucha Contra el Narcotráfico (Felcn) se incautó de 1.557.600 kilos de marihuana, y 137.890 kilos de cocaína, según información de su página web. Esto significa que en los anteriores siete años la fuerza antinarcóticos secuestró 11 más cannabis que pasta base.

El 23 de enero se dio a conocer que el exdirector de la Felcn Maximiliano Dávila fue arrestado antes de cruzar la frontera hacia Argentina. El uniformado es buscado por la DEA por narcotráfico y tráfico de armas.

Dávila es el quinto exjefe policial involucrado en tráfico de sustancias controladas.

Página Siete se contactó con la Unidad de Comunicación del Comando General de la Policía, para conocer el motivo del incremento en el decomiso de marihuana por sobre la cocaína.

El comunicador del comando se comprometió a enviar el número del encargado de prensa de antinarcóticos para contactar con un oficial responsable de la información, pero no lo hizo.

Marihuana y cocaína

En 2015, la cantidad de marihuana confiscada llegó a 83.598 kilos, y de cocaína alcanzó los 21.284. En 2016 se secuestró 118.135 de la planta, y 29.961 de la segunda sustancia controlada.

En 2017, la cannabis decomisada alcanzó los 215.632 kilos, y la cocaína cristalizada redondeó 17.628 kilos. En 2018 se decomisó 240.060 kilos del primer estupefaciente, y 18.074 del segundo elaborado a base de coca.

En 2019, la hierba incautada por la Felcn totalizó 245.229 kilos, y la cocaína, 15.556 kilos.

En 2020, antinarcóticos secuestró 464.212 kilos de marihuana, y 15.659 de cocaína.

El año pasado, la marihuana que fue sacada de circulación totalizó 190.734 kilos, y la cocaína llegó a 19.728. Sumandos el total de ambas sustancias secuestradas, en siete años la diferencia fue de 11 veces más marihuana decomisada por las fuerzas antidrogas que cocaína.

Precursores

El exmayor de la Policía David Vargas manifestó que el porqué de mayor cantidad de un tipo de droga confiscada que de otra debe darlo la fuerza antinarcóticos. Sin embargo apuntó que se puede deber a que hubo un control efectivo en interceptar los precursores que sirven para procesar la coca.

“Para procesar la coca se usan diferentes precursores y Bolivia no es una productora de precursores, se importa de otros países. Por ahí el control está siendo eficiente en la incautación de precursores, por eso puede haber menos cocaína incautada”, dijo.

Cuando se le consultó si el hecho de que algunos uniformados como Dávila, involucrados en el narcotráfico, pueden haber influido en la menor cantidad de cocaína confiscada frente a la marihuana, respondió que es posible que sea un factor, pero que también puede deberse a la dejadez de la clase gobernante.

“Existe una mala intención de querer encontrar en la Policía responsabilidad. La parte operativa de lucha contra el narcotráfico sí está a cargo de la Policía, pero la parte de políticas institucionales está en manos y decisión del poder político que gobierna nuestro país”, señaló.

Pagina Siete.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Lee más