Exigen a Bolivia no perseguir venezolanos

1

La organización mundial Amnistía Internacional, presente en más de 150 países, exigió, ayer, al Gobierno boliviano que deje de perseguir y expulsar “arbitrariamente” a ciudadanos venezolanos de su territorio “sin un proceso justo”.

A través de un tuit, la directora para las Américas de Amnistía Internacional, Erika Guevara Rosas, también exigió al Ministerio de Gobierno “dejar de perseguir y expulsar arbitrariamente a personas que necesitan protección internacional”.

Detención de 14 refugiados venezolanos. El 17 de marzo, la policía y los oficiales de inmigración detuvieron a 14 refugiados venezolanos (tres mujeres y 11 hombres) en un refugio en La Paz, Bolivia, que habían participado en una manifestación pacífica contra las violaciones de derechos humanos en Venezuela el 15 de marzo.

Los oficiales los llevaron a la oficina de inmigración y los acusaron de «conspiración» y «actividades políticas a cambio de dinero». Ese mismo día, seis de ellos fueron deportados.

Los ocho restantes, que habían solicitado asilo, fueron liberados, pero cinco posteriormente huyeron al Perú por temor a nuevas persecuciones.

Apuntan a Romero como responsable. Amnistía Internacional también identificó al ministro Romero de ser el responsable de la persecución y expulsión arbitraria de venezolanos, por lo que activó la Acción Urgente con todos sus voluntarios del mundo para exigirle que pare la represión.

La representante de los residentes venezolanos en Santa Cruz, Mary Molina señaló que los venezolanos que viven en Bolivia son respetuosos de la política interna del país y que si han realizado protestas ha sido en contra del gobierno venezolano.

14 Residentes
venezolanos fueron detenidos el 17 de marzo por una manifestación pacífica.

Residentes viven temerosos y amedrentados

La representante de los residentes venezolanos en Santa Cruz, Mary Molina, dijo ayer que sus compatriotas viven temerosos y amedrentados desde que el ministro de Gobierno Carlos Romero y su ministerio decidieron la expulsión de seis de sus connacionales sin importar la vulneración de sus derechos.

“Realmente las palabras del señor ministro Carlos Romero han calado muy fuerte en la comunidad venezolana, porque la expulsión de estos compatriotas realmente no se justifica, cuando debía haberse hecho un debido proceso primero antes de expulsarlos”, manifestó la representante. / ANF