Cae el juez Rafael Alcón, que era protegido por un alto exmagistrado

99

La autoridad judicial fue aprehendida ayer por la mañana y está acusada de prevaricato por dejar libre en 2019 al feminicida Richard Choque. Según Lima, el funcionario cometió cuatro graves irregularidades.

El juez Rafael Alcón -que dio detención domiciliaria en 2019 a Richard Choque, asesino y violador serial- fue aprehendido ayer en la mañana. El ministro de Justicia, Iván Lima, dijo que esta autoridad judicial recibió protección de su hermano: el exconsejero de la Magistratura Gonzalo Alcón.

“Tuvo una protección desde el Consejo de la Magistratura que también lo nombró y nunca fue evaluado en el desempeño, nunca se hizo una evaluación de las graves irregularidades que se hacía”, dijo ayer Lima y calificó este hecho como “aberrante”.

“Es inadmisible que un prevaricato de esta magnitud hubiera pasado por el Consejo de la Magistratura, que tiene una estructura que recibe millones de bolivianos de los impuestos. (…) Claramente hay una impunidad estructural que no vamos a permitir”, sostuvo el ministro.

Lima solicitó al Consejo de la Magistratura la destitución de Alcón. “Este juez ingresó a Luribay, tuvo un mal desempeño con denuncias permanentes, sanciones y procesos disciplinarios que nunca llegaron a concretarse por un hecho que también debemos denunciar”, dijo.

El juez Rafael Alcón es hermano de Gonzalo Alcón, quien fue cesado en julio de 2021 en el cargo de consejero porque una sala constitucional consideró que incurrió en incompatibilidad al tener a familiares trabajando como jueces. Esa decisión fue ratificada por el Tribunal Constitucional en la sentencia 681/2021.

En el caso de la liberación del asesino, Lima dijo que el juez Alcón cometió -al menos- cuatro irregularidades. El Gobierno anunció que se investigará a otros funcionarios que están involucrados en el caso.

“Anunciamos al país que el juez de ejecución penal (Rafael Alcón) fue aprehendido y está acusado de prevaricato por haber liberado al feminicida Richard Choque. Este hecho -que conmocionó al país- no va a quedar en la impunidad”, dijo el ministro de Justicia.

Choque secuestró y asesinó a una joven en 2013. Fue condenado a 30 años de prisión sin derecho a indulto. En diciembre del 2019, Alcón firmó la resolución que da al feminicida la detención domiciliaria por 18 meses.

El juez justificó la medida porque el acusado tenía gastritis y diabetes, además reportó buen comportamiento en el penal de San Pedro. Indicó que la Fiscalía y la familia de la joven asesinada en 2013 no se opusieron.

Como la primera irregularidad que cometió el juez Alcón, Lima explicó que era una sentencia condenatoria “sin indulto” y “no había posibilidad de que Choque pueda dejar ni un solo día el penal de San Pedro o Chonchocoro, donde fue llevado a cumplir su pena”. Por esta razón, el juez es acusado de prevaricato.

La segunda irregularidad se refiere a la condición médica. “Alegó que (el feminicida) estaba en una situación de enfermedad terminal y esta posibilidad es inadmisible porque ninguna de las enfermedades estaba en etapa terminal”, explicó Lima.

La tercera irregularidad se refiere a los tiempos del proceso. El asesino presentó su solicitud de detención domiciliaria el 24 de diciembre del 2019 y se emitió el mandamiento de libertad el 27, cuando el trámite dura, al menos, un mes.

Como cuarta irregularidad, la defensa de la primera víctima informó que no fueron notificados aunque la resolución del juez indica lo contrario. El abogado John Tapia Soliz explicó que se enteró del caso por los medios de comunicación. “Como defensa, desconocemos las razones por las que salió de la cárcel”.

El fiscal del departamento de La Paz, Wiliam Alave, dijo que el trabajo del Ministerio Público concluyó cuando se consiguió la sentencia. “(…) El cumplimiento de una condena y seguimiento de períodos de detención corresponden al juez de ejecución penal y régimen penitenciario”, explicó.

Lima agregó que, sin defender al Ministerio Público, “no se sabe si se notificó a la Fiscalía, la parte denunciante o familiares”.

El presidente del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), Ricardo Torres Echalar, presentó una denuncia contra Alcón. “Estamos conmocionados, preocupados y hasta hastiados por lo que está aconteciendo en el Órgano Judicial (…) El TSJ va a interponer una denuncia contra el juez Alcón por los delitos de prevaricato, incumplimiento de deberes y resoluciones contrarias a la Constitución y a las leyes”, dijo.

Lima añadió que “todas” las personas que tienen que ver con el expediente del asesinato que se registró el 2013 y la sentencia de 30 años de prisión contra Richard Choque en 2015 “serán investigadas”. “No es admisible que entre el 2015 y el 2022 no hayan dado respuesta a las víctimas del caso”, dijo la autoridad.

Indicó que el médico que emitió los certificados “será sometido a la Justicia”. Explicó que investigará por qué la trabajadora social no realizó los controles cada tres meses y por qué no se remitió el expediente al juez natural que estaba en El Alto.

Página Siete