Bolivia se rinde lentamente contra imparable incendio

6

Bolivia pierde poco a poco su batalla contra el fuego. Cuatro millones de hectáreas han ardido ya en las tierras bajas del país sudamericano pasto de unos incendios que no se detienen, según reportes de la prensa internacional.

Los bomberos denuncian estar muy mal equipados para combatir las llamas y solicitan maquinaria pesada con la que poder generar cortafuegos que impidan el avance de los incendios, los peores en los últimos 20 años.

“Ya poco queda, hay más quemado que por quemar”, lamenta un voluntario. “Necesitamos ayuda, que se declare desastre natural aquí en esta provincia. Casi todo el ganado está muriendo, necesitamos agua, necesitamos ayuda”.

Voluntarios, Ejército y equipos internacionales que llegaron de Argentina y Francia se han unido a la lucha, pero el rival a batir es muy poderoso. La superficie quemada se ha duplicado en menos de tres semanas y varios de los fuegos que se creían apagados se ha vuelto a avivar. En total hay 51 incendios activos, aunque por las lluvias bajaron a 44.

La Unión Europea participa en las tareas de extinción. euronews ha visitado el operativo. El reto actual es de impedir que las llamas lleguen al Parque nacional Noel Kempff Mercado, puerta de entrada a la amazonia bolivariana.

Mientras el Gobierno aseguraba el miércoles haber empleado ya 21 millones de euros en la lucha contra este desastre. En la reciente Cumbre de Acción Climática de la ONU, el presidente Evo Morales aseguraba que la situación estaba controlada, pero los datos muestran lo contrario.(euronews.com)

FUEGO INCONTROLABLE

A pesar de la lluvia que cayó en varias zonas de la Chiquitania, el Sistema de Alerta Temprana de Incendios Forestales ayer registró 44 incendios en los municipios de Concepción (12), San Ignacio de Velasco (7), San Rafael (4), San Matías (4), San Antonio de Lomerío (3), San Miguel (3), Puerto Suárez(2), Carmen Rivero Torrez (2), San Javier(2), Ascensión de Guarayos (2), San Ramón (1), Charagua (1) y San José de Chiquitos (1), informó el director del Centro de Operaciones de Emergencia Departamental (COED), Enrique Bruno, al manifestar que la emergencia continúa y que ya son más de 3.450.000 hectáreas, las que han sido afectados.

“A pesar de la lluvia aún no se pueden asegurar la extinción de los incendios, es por ello que estamos haciendo el monitoreo de los mismos para verificar que estén completamente liquidados”, expresó Bruno, al informar que se realizará un sobrevuelo por las zonas afectadas para poder identificar cual es el comportamiento del fuego y así poder establecer las prioridades que se tienen en estos momentos.

De acuerdo con los últimos reportes, se priorizan los municipios, donde no ha llovido que son San Antonio de Lomerío y Concepción, siendo este último en el que persisten la mayor cantidad de frentes de fuego, manifestó el Director del COED, al decir que aún se tienen movilizado a 1.452 bomberos, voluntarios y militares en todo el departamento.

Enrique Bruno volvió a hacer un llamado a la ABT para que realice los controles en las zonas afectadas, porque algunos comunarios donde se registran nuevos asentamientos siguen con la consigna de que es momento de quemar, siendo que la emergencia continúa y los incendios siguen afectando bosques, áreas protegidas y propiedades productivas, es por ello que no se debe bajar la guardia y además que no hay pronóstico de lluvia hasta la próxima semana.

El Diario.