Pedro Montenegro Paz y el excoronel Gonzalo Medina. Foto: Página Siete

Pedro Montenegro Paz, que se vinculó con Gonzalo Medina a través de su hijo, no tiene proceso en el país

El narcotraficante Pedro Montenegro Paz, buscado por ese cargo cuatro años en Brasil, no tiene ningún proceso judicial en Bolivia, pues en 2015 un juez de Cotoca en Santa Cruz dejó sin efecto la captura con fines de extradición, lo que le posibilitó vincularse con dos exjefes policiales de la FLECC cruceña a través del hijo del excoronel Gonzalo Medina, recientemente dado de baja y con detención preventiva.

Montenegro nunca se hubiera conocido en el país, pero en estas últimas semanas se reveló sus antecedentes y su relación con el exdirector de la FELCC cruceña Gonzalo Medina y con el excapitán Fernando Moreira, según reporte de Página Siete

En 2013, una red de narcotraficantes fue desbaratada en San Pablo, Brasil, durante la operación Monte Pollino en el aeropuerto de Guarulhos, que se ejecutó después de descubrirse en Europa un cargamento 1,3 toneladas de cocaína que fue valuada en más de 60 millones de dólares.

Según documentos a los que accedió el diputado opositor Tomás Monasterio, Montenegro fue el encargado -junto con otras personas- de acopiar la droga en Santa Cruz para su posterior traslado a Brasil desde Santa Cruz, acción que también estuvo a su cargo. No obstante, en el país no hay procesos abiertos en su contra por narcotráfico o por otros delitos, según información de la Fiscalía.

Parte de esta banda fue aprehendida en Brasil en 2013, pero no pudieron dar con Montenegro, que según informe de Interpol Bolivia está fuera de Bolivia, se presume que está en Argentina. El 21 de julio de 2015, la sala plena del Tribunal Supremo de Justicia dispuso la detención con fines de extradición de Montenegro Paz, pero la esposa de Montenegro, María Jennifer R.V., interpuso una acción de libertad, que fue favorable para el buscado. El juez Federico Jiménez Rúa fue quien lo benefició con ese fallo y también firmó un documento para Interpol con el fin de que deje sin efecto el mandamiento de aprehensión.

El narco boliviano formaba parte de la red que hizo grandes envíos de droga a Europa vía Brasil y que se dedicaba a acumular armamento militar.La investigación señala que en San Pablo la banda criminal almacenaba toneladas de droga en garajes clandestinos, lo que también se hizo en Santa Cruz encabezado por Montenegro, quien, según la Policía, no podía operar solo.

Hijo de Molina vinculó a Montenegro

El director de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen de Santa Cruz, Johnny Aguilera, dedujo el viernes que Robín Justiniano, hijo de Gonzalo Medina, introdujo a Pedro Montenegro Paz, en el círculo del exdirector de la FELCC cruceña, dado de baja de la Policía Nacional y con detención preventiva, justamente por ese caso.

“La pregunta era, cuál era la relación entre el señor Montenegro y el señor Medina, estoy plenamente convencido que fue a través del señor Robín (hijo de Medina) que introduce a Montenegro en el círculo de Medina, lo que indudablemente nos permite acreditar un acuerdo previo”, declaró Aguilera, en una entrevista con la red Unitel.

Aguilera reveló que Montenegro regaló un juego de sillones y un par de sillas en favor de la FELCC Santa Cruz, acción que motivó a la condecoración que realizó la institución policial, en la gestión de Medina. Sin embargo, Aguilera evitó declarar si Medina sabía que Montenegro era buscado por la justicia, según reporte de El Deber.

Aguilera sustentó su deducción en la fotografía que aparece el hijo de Medina con Montenegro, durante un acto de reconocimiento en instalaciones de la FELCC, y por la actividad profesional de Robín Justiniano, que en su calidad de abogado tuvo una relación con el extraditable.

“Creemos que a partir de esa actividad (abogado) tuvo que tener conocimiento con este narcotraficante, ahora producto de esta relación el señor Robín, es una deducción, introduce al círculo de Medina por medio de esta donación, lo que motiva una condecoración”, agregó Aguilera.

Robín Justiniano, el hijo de Gonzalo Medina, será presentado hoy ante la jueza cautelar Ana Gloria Rojas para definir su situación jurídica. La Fiscalía de Sustancias Controladas integrada por los fiscales Luis Enrique Rodríguez, Marcos Arce y Gerardo Balderas, imputará a Justiniano por encubrimiento de tráfico de sustancias controladas, asociación delictuosa y confabulación, los mismos delitos por los cuales el miércoles, Gonzalo Medina y Fernando Moreira, quedaron detenidos preventivamente en celdas de la FELCC.
Brujula Digital

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.